29/10/2014

Medios piden los vídeos sobre alimentación forzosa en Guantánamo
GARA

Dieciséis medios de comunicación de Estados Unidos han reclamado la difusión inmediata de vídeos que muestran cómo un detenido en la cárcel de Guantánamo en huelga de hambre en protesta por las condiciones de vida es obligado a alimentarse, mientras el Gobierno aduce un riesgo para la seguridad nacional.

Una jueza federal de Washington, Gladys Kessler, ordenó a comienzos de octubre que se publicaran 28 grabaciones que dejan al descubierto los procedimientos seguidos por los carceleros para alimentar de manera forzada, a través de sondas nasogástricas, a detenidos en huelga de hambre, pero luego accedió a petición del Gobierno postergar un mes la medida.

«Es difícil imaginar una muestra más explícita» de los métodos utilizados «que estos vídeos», dijo el contraalmirante Kyle Cozad, comandante de las Fuerzas Armadas conjuntas encargadas de la cárcel de Guantánamo.

En uno de ellos se ve cómo al detenido sirio Abu Dhiab se le introduce y se le retira una sonda, se percibe a los miembros del personal de Guantánamo y la habitación en la que se desarrolla la operación. Se trata de imágenes «sensibles y clasificadas», alegó.

Sin embargo, los dieciséis medios defienden su difusión en nombre del derecho a informar.

El abogado de Dhiab, Jon Eisenberg, consideró que ello «permitirá al pueblo estadounidense ver con sus propios ojos la clase de abusos a los que son sometidos estos detenidos en huelga de hambre pacífica». «Una vez que la verdad salga completamente a la luz, creemos que estas terribles prácticas llegarán a su fin», destacó.

Eric Lewis, uno de los cinco abogados que han visto las grabaciones, denunció que «hay procedimientos en curso que causan un dolor innecesario; no tienen ningún objetivo de seguridad legítimo y hay alternativas que permiten que sea hecho de forma más humana y menos dolorosa».