29/10/2014

Rusia reconocerá los resultados de las elecciones en Donetsk y Lugansk

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, afirmó que su país reconocerá los resultados de las elecciones de Donetsk y Lugansk del próximo domingo, y expresó su deseo de que ese proceso sea respetado.

GARA MOSCÚ
P020_f02_148x112

Rusia anunció ayer que reconocerá los resultados de las elecciones legislativas y presidenciales del 2 de noviembre en Lugansk y Donetsk, una decisión que provocó indignación en Kiev.

«Esperamos que las elecciones se celebren como se convino y reconoceremos, por supuesto, sus resultados», dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, en una entrevista con el diario ruso «Izvestia».

Moscú no reconoció formalmente en mayo los referendos de independencia celebrados en ambos territorios.

Pero, según Lavrov, se trata esta vez de «legitimar las autoridades rebeldes» en el marco de los acuerdos de Minsk que fijaron un alto el fuego, el 5 de setiembre, para tratar de detener unos combates que han causado 3.700 muertos, según la ONU, en el este del país.

Los separatistas, que no votaron en las legislativas del domingo, no quisieron seguir a Kiev, que proponía unos comicios para el 7 de diciembre y han convocado sus propias elecciones en Donetsk -donde ayer se escuchaban disparos procedentes del aeropuerto de la ciudad- y Lugansk.

Lavrov afirmó que estos comicios son «parte importantísima» de los acuerdos de Minsk. «Esperamos que la manifestación de la voluntad sea libre y no haya intentos de frustrarla», manifestó.

El viceprimer ministro de la República Popular de Donetsk, Andrei Purguin, destacó que las elecciones legislativas y a la presidencia de Donetsk ayudarán a disminuir la tensión. Aseguró que están dispuestos a negociar con las autoridades de Kiev todo tipo de asuntos a excepción de la unión política.

Mensaje de la OTAN a Rusia

El nuevo secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, exigió a Rusia que cese en sus «acciones desestabilizadoras» y retire sus tropas de Ucrania. No obstante, dijo que la Alianza «no busca la confrontación» con Moscú, sino una relación de cooperación que «no comprometa los principios» de los aliados.

«Nadie quiere una nueva Guerra Fría, pero no podemos comprometer y no comprometeremos los principios sobre los que reside nuestra Alianza y la seguridad de Europa y Norteamérica», declaró en una conferencia en Bruselas.

En su opinión, «una defensa fuerte, basada en una OTAN fuerte, son los cimientos para una relación constructiva con Rusia». La OTAN suspendió en marzo la cooperación con Rusia, como respuesta a su papel en la crisis ucraniana.

NEGOCIACIONES. Representantes de Rusia y Ucrania se reunirán hoy en Bruselas para hacer un nuevo intento por solucionar la disputa que mantienen sobre la importación de gas ruso, por la que el flujo hacia Kiev permanece cortado desde junio.