Naiz

Elkarrekin Donostia presenta alegaciones para que el TAV no consolide el vertedero de Belartza

El proyecto del TAV en el tramo Astigarraga-Lezo contempla como uno de sus posibles lugares para depositar piedra y tierras un enclave calificado como Hábitat de Interés Comunitario y que ya sufrió vertidos ilegales hace unos años. El TSJPV ordenó que se retiraran, pero la sentencia no ha sido cumplida ni por la empresa ni por el Ayuntamiento.

Vista aérea de la zona del vertido ilegal. (Haritzalde)
Vista aérea de la zona del vertido ilegal en Belartza II. (Haritzalde)

Belartza II es un enclave donostiarra calificado como Hábitat de Interés Comunitario y en el que hace unos años se produjo un vertido de tierras y piedras procedentes de los desmontes para la construcción de un supremercado Mercadona y un restaurante McDonalds. 

Denunciado este hecho por grupos ecologistas, en junio de 2019 el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) dictaminó que ese vertido era ilegal, y que se debía restituir el paraje a su estado anterior. El Ayuntamiento ha sancionado con cuantiosas multas a la empresa por no retirar esos materiales, pero la sentencia no se ha ejecutado. Y lo que es peor, se han producido nuevos vertidos de otros tipos de materiales.

Ahora es Elkarrekin Donostia (Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo-Berdeak) el que alerta de que Belartza II aparece como uno de los quince posibles vertederos para la retirada de escombro procedente de las obras del TAV, en su tramo entra Astigarraga y Lezo.

La edil Haizea Garay ha anunciado que su formación ha presentado alegaciones para evitar que este paraje se consolide como vertedero, lo que causaría un daño «irreparable» a un entorno que oficialmente cuenta con protección medioambiental.

Argumento erróneo

Elkarrekin Donostia subraya que en la documentación del TAV «la propuesta de vertedero se establece en base a un argumento erróneo, ya que se determina que el ámbito es una cantera en explotación, hecho que es del todo falso».

Además, Belartza II cuenta con un Plan parcial aprobado que determina «que el sector no necesita tierras externas para su desarrollo, al haberse elegido las cotas de la plataforma de manera que haya equilibrio interno de tierras dentro de la unidad».

Haizea Garay considera que la situación actual está motivada por la «falta de determinación» del Ayuntamiento a la hora de cumplir o hacer cumplir la sentencia del TSJPV. «Llevamos meses denunciando que este paraje se está utilizando como un vertedero ilegal, donde se han vertido todo tipo de materiales y desechos sin que se hayan tomado medidas al respecto. Esta dejadez resulta del todo incomprensible».