La facilidad con la que cientos de jóvenes destrozaron las puertas de acceso y accedieron a la sede ni más ni menos que del Consejo Legislativo de Hong Kong ha g[...]