Pedro Sánchez cierra la puerta al diálogo en su visita a Barcelona, donde ha sido abucheado

El presidente español en funciones, Pedro Sánchez, ha viajado este lunes a Barcelona, donde ha visitado a las fuerzas de seguridad. Sin embargo, no se ha reunido con el president, Quim Torra, a quien ha enviado una carta. Sí ha llamado por teléfono a la alcaldesa, Ada Colau.

NAIZ|BARCELONA|21/10/2019
Sanchez-coche
El vehículo que traslada a Pedro Sánchez sale del hospital entre protestas por la sentencia del procés. (Lluís GENÉ/AFP)

El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, ha viajado hoy a Barcelona para visitar a los policías heridos en las protestas de estos días. No se ha reunido con el president, Quim Torra, al que ha enviado una carta en la que insta a «condenar la violencia de forma contundente» y a «amparar a las fuerzas de seguridad».

Asimismo, le pide que evite la «discordia civil», y afirma que Torra «ha vuelto la espalda e ignorado a más de la mitad de la población catalana simplemente porque no comparte sus propósitos». 

Sánchez responde con estas palabras a la misiva enviada por Torra el pasado 19 de octubre, una carta en la que el president de la Generalitat advirtió al presidente español de que «usted no me ha de dar lecciones de condenar y luchar contra la violencia porque yo, al igual que el movimiento independentista durante todos estos años, he luchado siempre y condenado siempre todas las violencias».

Además, en su carta alertó de que «negarse al diálogo es en este momento una irresponsabilidad absoluta que estoy convencido de que la comunidad internacional no entenderá de ninguna manera».

Respuesta de Torra

Este lunes Torra ha enviado una nueva carta a Sánchez, en la que le emplazaba a un encuentro: «Aprovechando que hemos sabido a través de los medios de comunicación de su visita a Cataluña, me pongo a disposición para tener una reunión hoy mismo. Habiendo enviado esta carta, volveremos a ponernos en contacto con usted telefónicamente para volverle a ofrecer un diálogo sin condiciones».

Además, recuerda le ha llamado dos veces y «no se ha querido poner», lo que considera que no es un síntoma de voluntad de diálogo.

En el mismo sentido se ha pronunciado el expresident Carles Puigdemont. «¿De verdad que viene a Barcelona y ni tan siquiera se entrevista con el presidente de la Generalitat? De verdad que hace diferencias entre los heridos, en vez de preocuparse por todos?», ha preguntado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Llamada a Colau

A quien sí ha llamado Sánchez es a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. «Le he dicho que creo que el teléfono se debe coger siempre y él me ha explicado por qué no lo ha hecho –en alusión a las llamadas de Quim Torra–, que son los mismos motivos que ha explicado públicamente», ha indicado la regidora en una entrevista a Catalunya Ràdio.

Colau ha afirmado que en esa llamada ha insistido al presidente que se tiene que hablar siempre, y ha asegurado que «lo que importa es que los dos presidentes, Torra y Sánchez, encuentren la manera de hablar y rebajar la discrepancia».

Abucheado en los hospitales

En su visita al hospital de Sant Pau y cuando salía de visitar a uno de los policías, trabajadores del centro le han abucheado en el mismo pasillo y a la salida, con gritos de «poca vergüenza», «impresentable» y reclamando la libertad de los presos políticos.

La protesta se ha repetido en el exterior de centro sanitario y también en el hospital Sagrat Cor, donde decenas de personas se han concentrado en los accesos para increpar a Sánchez.

INFOS ASSOCIÉES