La artesanía regresa al muelle del Arenal con una feria de otoño

El muelle del Arenal acoge desde hoy hasta el 12 de octubre la Feria de Artesanía de Otoño, en la que participan 30 profesionales de diferentes ámbitos, con el objetivo de apoyar a otro de los sectores más afectados por la pandemia.

NAIZ|02/10/2020
Feria_artesania
Representantes municipales y de los artesanos, en la inauguración.

La feria, organizada por Arbaso (Asociación para el Fomento de la Artesanía Tradicional de Euskal Herria) tiene como principales valedores a los artesanos de Bizkaia, aunque no ha cerrado puertas a otros territorios. Es por eso que, en esta primera edición, cuenta con profesionales de otras comunidades, tanto vascos, como del conjunto del Estado español. Esta asociación quiere así dar espacio físico a un sector que se ha visto duramente perjudicado por la pandemia del covid-19.

En cuanto al origen de los expositores, los vizcainos aportarán la mayor representación, pero no por ello se obviará la presencia de artesanos de otros territorios vascos e incluso del resto de la península. La enumeración presencial queda de la siguiente manera: siete serán vizcainos, tres profesionales se acercarán de Nafarroa y dos desde Araba. De fuera, se acercarán cuatro artesanos de Galicia y otros tantos de Madrid y Castilla y León, dos más de Aragón y sendos representantes de Castilla La Mancha, Valencia, Islas Baleares y Catalunya.

Por sectores, este año los gremios tienen una representación equilibrada. Habrá cinco artesanos dedicados a la cerámica, uno menos tendrá el cuero y el gremio de la talla de madera. El conjunto lo completan dos artesanos textiles, otros tantos de la cosmética, la bisutería, la juguetería y el arte. Sin olvidarnos de los artesanos de las flores secas y del vidrio. Y, sin duda alguna, quienes no fallarán a su cita con el público bilbaino serán los agroalimentarios que tendrán tres expositores donde hacer las delicias de los presentes.

Ayudar al sector

«El artesano ha sido uno de los grandes damnificados por la situación de crisis global que estamos viviendo. Esta oportunidad que nos brinda Bilbao, puede arrojar algo de luz a un sombrío panorama», han expuesto desde Arbaso.

«Con este tipo de acontecimientos no solo se promueve la comercialización de la artesanía, también se apuesta por difundir un apartado de nuestra cultura, mientras se procura la propia dinamización de la economía», han manifestado los promotores. De hecho, la Udazken Artisautza Azoka coincidirá en el tiempo con la Feria del Libro, «vamos a intentar que Bilbao vuelva a recuperarse lo mejor y más pronto posible», destacan sus dinamizadores.