El Monaco llegará a Donostia tras romper su racha negativa en un inicio difícil para Kovac

Lleva tres victorias y un empate en los últimos cuatro partidos con Ben Yedder como jugador más peligroso con cuatro goles marcados en ocho días. El entrenador croata ha sido cuestionado y Diatta, autor del tanto del triunfo ante el Surm Graz, y Cesc Fàbregas no pudieron jugar el domingo y son duda.

El entrenador del Mónaco Niko Kovac charla con el defensa Aguilar tras la victoria de la pasada semana ante el Saint-Etienne. (Valery HACHE/AFP)
El entrenador del Monaco Niko Kovac charla con el defensa Aguilar tras la victoria de la pasada semana ante el Saint-Etienne. (Valery HACHE/AFP)

El Monaco visitará este jueves a la Real (18:45) en el Reale Arena tras un comienzo complicado para el equipo y para su entrenador Niko Kovac. Afrontó el primer partido de la Europa League contra al Sturm Graz con solo cuatro puntos en las cinco primeras jornadas de Liga, ganó a los austríacos con un solitario gol de Diatta y después ha sumado siete puntos en las tres últimas jornadas con cuatro goles de Ben Yedder que le han permitido ascender a la octava plaza.

Wissam Ben Yedder metió otros dos en la previa definitiva de la Champions en el campo del Shakhtar que estuvieron a punto de clasificar a su equipo para la fase de grupos de la máxima competición. Es el gran peligro del Monaco y se le dio bien la Real en su etapa en el Sevilla. Le marcó siete goles en cuatro partidos, seis en dos tripletes en un 0-4 en Anoeta en la temporada 2016-17 y otros tres en el Sánchez Pizjuán en un 5-2 en la 2018-19.

Los últimos resultados tampoco han devuelto la tranquilidad al equipo y al entrenador Niko Kovac. El croata cambió en el minuto 38 del primer tiempo el domingo ante el Clermont a Youssouf Fofana, al que no le gustó la sustitución y lo exteriorizó. Tras esa polémica han aumentado los rumores de problemas con el técnico en el entorno del Monaco justo cuando se ha desvelado su mala relación con jugadores del Bayern de Munich en su etapa de entrenador del equipo alemán.

Kovac dijo que hubiera cambiado a tres jugadores y luego sustituyó a Golovin al descanso. Su equipo mejoró en el segundo tiempo para ganar con goles de los otros dos atacantes más en forma del equipo, Diop y Volland. Entre los dos han marcado siete goles en este inicio de temporada.

Críticas al portero Nübel

El entrenador croata ha tenido que defender también al portero alemán Nübel, que ha llegado este verano procedente del Bayern de Munich para sustituir a Benjamin Lecomte ante las críticas que ha recibido.

Acostumbra a utilizar una defensa de tres centrales con Pavlovic, Maripán y Badiashile, aunque también han jugado dos carrileros derechos como Sidibé y Aguilar junto a los dos primeros. Por delante coloca a dos pivotes de contención con Tchouaméni, su jugador de más valor ahora en la órbita del Chelsea y la Juventus, junto a Fofana o Matazo.

Caio Enrique es el carrilero izquierdo más habitual, dio dos asistencias el domingo, y en las tres posiciones más adelantadas jugaron ante el Clermont Golovin, sustituido por Diop al descanso, Volland y Ben Yedder ante las bajas de Cesc Fàbregas y Krépin Diatta. El catalán no jugó por un problema en los isquiotibiales y el autor del gol ante el Sturm Graz por seguir el protocolo de la Liga francesa tras sufrir una conmoción cerebral, con lo que es posible que sí pueda jugar en Donostia.

El Monaco, como la Real, ha descansado este martes y se entrenará a puerta cerrada en La Turbie, donde tiene el centro de entrenamiento, antes de viajar a Donostia. No ha querido hacer la última sesión en Anoeta como es habitual en competición europea. La Real también ha preferido entrenarse a puerta cerrada en Zubieta y eso ayudará a que el césped no se castigue más tras las quejas de Imanol sobre su estado el domingo.

Entradas para todos los que han pedido

La Real ha comunicado que todos los abonados que se han apuntado para ver el partido y que están acogidos al Bono Europa podrán asistir a este encuentro al no superarse las 24.000 localidades de aforo máximo permitido a pesar de que la Real ha tenido que destinar un cupo de entradas a la afición del Monaco por normativa de la competición y «un porcentaje reducido» para los compromisos de la UEFA.