Concejal y portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Antsoain-Ansoáin y expresidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona
Basta de demagogia con MCP/SCPSA

La decisión de dejar a la derecha fuera de la presidencia de la MCP en setiembre pasado fue un acierto. Vistas las fórmulas que plantea su candidato a presidente en septiembre de 2019, en caso de haberlo sido, habría dejado la caja como la encontraron en el Gobierno de Navarra o Ayuntamiento de Iruñea en 2015.

29/05/2020

Este pasado día 26 de mayo, Juan José Echeverría, concejal de UPN en Pamplona, que forma parte de la coalición de derechas junto a PP y Cs, se presentó ante la prensa para sugerir que el agujero económico que la crisis del covid-19 va a dejar en la Villavesa se tape con el dinero que SCPSA tiene en caja destinado a residuos y CIA, principalmente. Más de cincuenta millones de euros, según sus propias palabras.

Ese mismo Juan José Echeverría que se presentó a la presidencia sin ningún programa, sin ninguna solución. Que, cuando primeramente sugirió llevar los residuos a Tudela, acabó desdiciéndose por el tirón de orejas recibido. Acabó argumentando en el atril de la MCP el día de la elección a la presidencia que los demás éramos muy malos.

A Juan José Echeverría y su grupo le podríamos responder sencillamente. Lo recaudado y no invertido hasta ahora en CIA y residuos no se puede destinar a transporte. Listo. Pero esto ya lo sabe él y todo su grupo.

Por lo tanto, vamos a optar por darle un poco de su propia medicina. Ese dinero acumulado durante años proviene de residuos y CIA. Servicios que gestiona SCPSA, la entidad dependiente de MCP. Ese dinero está recaudado en los recibos de estos servicios. De los recibos de habitantes y negocios de 48 ayuntamientos de residuos o los 42 del CIA. Juanjo Echeverría pretende solucionar el problema de su ayuntamiento, Iruña-Pamplona, con el dinero de todos los ayuntamientos recaudados para esos servicios.

Pero aún hay más tema. Ese dinero recaudado tiene una serie de inversiones previstas y pendientes desde hace muchos años. Residuos, con la solución de la planta de tratamiento a la cual se opone, y con cuya puesta en marcha se deja muy encaminada la solución al problema que arrastramos desde hace más de veinte años. Con una solución muy completa y muy orientada a un futuro más sostenible. Necesitará de más de cincuenta millones de euros de inversión, lo saben. La zona de vertido de Góngora. Parte del dinero en caja está destinado a la recuperación de ese espacio después de su clausura, más de veinticinco millones de euros, lo saben.

Renovación de redes del CIA. Tendremos que acelerar las renovaciones puesto que las redes actuales van cumpliendo años. Por poner un ejemplo, esta misma semana hemos adjudicado una renovación de redes por valor de más de 900.000 euros para un pueblo como Elcano, con 201 habitantes. ¿Se podrán hacer estas y otras inversiones de pueblos pequeños en la medida necesaria, si gastamos ese dinero en tapar el agujero de Iruñea y el resto de los diecisiete ayuntamientos del transporte? De estas cosas, quizás, no se acuerden tanto.

Salesas. La nueva sede, con un coste de trece millones de euros, lo saben. Con las obras en marcha. Dando un impulso a la entidad y cerrando un capítulo abierto hace muchos años.

Pero además de estos ejemplos, por citar algunos de ellos, tenemos una cuestión todavía más sangrante en nuestra opinión. UPN y sus compañeros de coalición quieren pasar la factura a las futuras generaciones. El dinero que ahora está en la caja tendría que haber supuesto dejar las infraestructuras de residuos o redes de abastecimiento al día. Dilapidar ese dinero sin atender esas necesidades, algunas de ellas previstas como he explicado, significaría que lo harían las futuras generaciones. O si no, cómo pretende afrontar todas estas inversiones comentadas. Las generaciones actuales tendremos que hacernos cargo de lo que no supimos solucionar, no darle una patada hacia delante endeudando a futuras generaciones.

La decisión de dejar a la derecha fuera de la presidencia de la MCP en setiembre pasado fue un acierto. Vistas las fórmulas que plantea su candidato a presidente en septiembre de 2019, en caso de haberlo sido, habría dejado la caja como la encontraron en el Gobierno de Navarra o Ayuntamiento de Iruñea en 2015. Con telarañas y sin soluciones.

Seamos responsables y vayamos a solucionar problemas, no a hacer demagogia. El problema de los residuos está encauzado y con soluciones demostradas. Las inversiones en redes o la sede, planificadas. Por último, el agujero económico del transporte no huye de una lógica que transciende el nivel foral, estatal o europeo. Por lo tanto, vayamos a soluciones integrales, asumiendo en todos esos niveles la responsabilidad de salvar el transporte público, no solo unos intereses partidistas.

Articles
Iñaki Egaña
11/07/2020
Iñigo Jaca Arrizabalaga
11/07/2020
Aitor Leiza Alberdi
11/07/2020
Aitziber Sarobe Egiguren
11/07/2020
Lettres
Jon Alonso, Gaizka Aranguren, Mikel Los Arcos, Mikel Diez de Ultzurrun, Patxi Zenikazelaia, Gerardo Hurtado, Fernando Zabalza, Iosu Chueca eta Aitor Pescador
11/07/2020
Juan José Dapousa Garma | Bilbao
11/07/2020
Gerardo Hernández Zorroza
10/07/2020
Juan Luis Mugertza Unanue
09/07/2020
Derniers posts
Fito Rodriguez
18/06/2020
Koldo Campos
15/06/2020