Miembro de la Plataforma AP-8 Peajerik EZ
Fin a 40 años de sometimiento nacionalista

El pueblo ha dictado sentencia fruto del hartazgo, indignación y cabreo, pues estos nacionalistas que se llegaron a pensar que el pueblo era suyo y se equivocaron. El pueblo es de sus ciudadanos y ciudadanas y así se lo han hecho saber en las urnas.

20/06/2019

Al igual que ya ha sucedido en otros municipios, los ciudadanos y ciudadanas de nuestro municipio de Durango, por fin han dictado sentencia y se ha conseguido acabar con 40 años de dictadura, hegemonía y sometimiento nacionalista.

Por fin se ha conseguido acabar con el «aquí mando yo», por fin se ha conseguido acabar con esa gente que «sólo defendía a sus siglas y no a su pueblo», por fin se ha conseguido acabar con 40 años de «no ser escuchados», por fin se acabó el que sigan «tomando decisiones por nosotros sin nosotros», por fin se acabó con el «Dios y Ley Vieja», y por fin se acabó con la prepotencia, chulería y soberbia nacionalista...

Desde la Plataforma AP-8 Peajerik Ez, está claro que todo lo sucedido lo vemos como un gran paso adelante. Después de tantos años de lucha y después de tanta soberbia y de tantos y tantos desplantes, ahora sí que confiamos en por fin ser escuchados. Y si hasta ahora ni el Sr. Rementeria ni su soberbia ni desplantes han conseguido detenernos, mucho menos va a conseguirlo ahora.

El pueblo ha dictado sentencia fruto del hartazgo, indignación y cabreo, pues estos nacionalistas que se llegaron a pensar que el pueblo era suyo y se equivocaron. El pueblo es de sus ciudadanos y ciudadanas y así se lo han hecho saber en las urnas.

No has sido capaces durante 40 años de proteger debidamente a su pueblo, ya que sus intereses económicos y el seguir realizando obras faraónicas para seguir dando trabajo y beneficio a sus amigos del cemento, esto siempre ha prevalecido por encima de los intereses de sus propios vecinos y vecinas.

Y una clara muestra de ello es que si llegan a seguir gobernando nuestro ayuntamiento, ya estaríamos viendo como las excavadoras estarían comenzando ya las obras para comenzar a levantar su proyecto de «Las Torres» con la contaminación tanto acústica como ambiental que supondría para el municipio el tener que soportar a diario todo el tráfico que tendría que transitar por esa zona. Es decir, en su línea… «seguir tomando decisiones por nosotros sin nosotros»...

Tampoco les ha debido importar mucho durante todos estos años, ni el comercio ni el turismo en nuestro municipio... Ya que si cualquier persona decide elegir Durango como destino para visitar y conocer la zona, sabe que si no quiere realizar todo el trayecto por la atascada, transitada, embotellada y tercermundista N-634, con el incordio e incomodidad que ello supone, pues su única alternativa es la de tener que pasar por caja si quiere venir a Durango. Con lo cual, al final la gente opta por otros destinos hacía nuestra comunidad vecina como Castro o Laredo (entre otros), pues para ir a cualquiera de estos destinos ni tienen que pasar por caja ni les cobran la A-8.

Ante esta problemática que llevamos arrastrando en esta zona durante tantos años, tampoco han hecho nada. Haber abierto las barreras de ese muro que divide Bizkaia cuando acabó la concesión en 2003, podría haber sido una de las soluciones y un aliciente más para que la gente hubiera elegido venir a visitar Durango en lugar de irse a Cantabria. Pero su afán recaudatorio no tiene límites, pues en la moción presentada por nuestra Plataforma a la entonces anterior alcaldesa, fue ella misma la que con su voto de calidad nos dio la espalda y nos dijo a todos y todas que teníamos que seguir pagando... «esas aguas trajeron estos lodos»...

Y ya no sólo en Durango, sino que también en otros municipios como Arrigorriaga, Balmaseda o Galdakao por citar algunos, también han acabado hartos del «aquí mando yo» y de la soberbia de esta gente.

Convencer ya no convencen a nadie, pues ya han tenido tiempo más que suficiente como para haberlo logrado y no lo han conseguido...

Desde la Plataforma AP-8 Peajerik Ez creemos y además tenemos la esperanza de que ahora es precisamente el momento de dar vuelta a todo esto, de por fin poder hablar y ser escuchados y de tratar de buscar soluciones a este grave problema que venimos sufriendo en esta zona desde que acabó su concesión en el año 2003.

Defender a su pueblo y no a sus siglas… Y el comienzo no ha podido ser mejor. La Plataforma de Pensionistas ha querido trasladar a las calles de Durango sus reivindicaciones protagonizando una manifestación por las calles del municipio y en la que ha tomado parte Ima Garrastatxu en su primer acto público como alcaldesa, algo que yo personalmente no recuerdo haber visto en esta localidad con el anterior gobierno nacionalista… Algo ya está cambiando.

Desde la Plataforma AP-8 Peajerik Ez pensamos que este es el camino, defender y estar con tu pueblo, ser cercano, escuchar y hablar con toda aquella gente que ha confiado en ti y que te ha elegido. Estos son los valores de cualquier persona que representa a su pueblo…

Y mientras todo esto ha sucedido, en Diputación continúan sin descanso sus proyectos y obras faraónicas. Rotondas, túneles subfluviales (entre otras)… Más dinero y beneficio para sus amigos del cemento. Precisamente en una de sus comparecencias el Sr. Rementeria manifestó públicamente a todos los bilbaínos y bilbaínas, diciéndoles que estuvieran tranquilos, que los túneles subfluviales entre Portugalete y Getxo todos esos gastos se iban a sufragar con la recaudación de los peajes de la AP-8.

Las autopistas son vías publicas sobre terreno publico en régimen de concesión administrativa para pagar el coste de la construcción de la infraestructura, es decir, una vez pagado el coste de la construcción y hasta cierto beneficio razonable, 4 o 5%,» esta infraestructura tiene que ser de libre paso».

Cuando al Sr. Rementeria en una de sus comparecencias en Durango se le preguntó por el cobro de estos peajes, su respuesta fue «es que no entendéis». Y lo que si que parece ser que es él precisamente el que no entiende que en Durango queremos ser igual que el resto de Bizkaia y no tener que seguir pagando por utilizar la única vía rápida que nos une con Bilbao o poder ir al Hospital de Usánsolo por una urgencia o una consulta y sin tener que seguir pasando por caja.

La seguridad no es un lujo que hay que pagar sino un derecho…. Una vida vale muchísimo más que su afán recaudatorio...

Basta ya de que sigamos siendo Durango los que pagamos las cuentas de Bizkaia, bata ya de seguir siendo ciudadanos y ciudadanas de segunda, pues ya pagamos nuestros impuestos al igual que el resto de Bizkaia, basta ya de más cabezonería y soberbia nacionalista y que por fin entre todos y todas consigamos dejar de seguir pagando una AP-8 ya amortizada y que nos la siguen cobrando 16 años después.

Articles
Jesús Valencia
21/10/2019
Txus Pérez Artuch
21/10/2019
Lettres
Julio Fernandez Hernandez
21/10/2019
Enrique Vivanco Fontquerni
21/10/2019
Javier Orcajada del Castillo
21/10/2019
Oskar Gaztelu Bilbao | Larrabetzu
18/10/2019
Derniers posts
Martin Garitano
18/10/2019
Martin Garitano
17/10/2019