Las cloacas del Estado y el vicepresidente Pablo Iglesias

En ese contexto es bueno recordar que hay responsables políticos a quienes aun no se les ha investigado y por tanto no se han dirimido sus responsabilidades políticas, ni en el caso de Galdeano ni en el de otros muchos abertzales

01/04/2020

Se han cumplido, el pasado día 30 de marzo, 35 años del atentado mortal del GAL y de los aparatos del Estado Español que presidía Felipe Gonzalez contra Xabier Galdeano en Donibane Lohizune, donde se encontraba exiliado. Directivo y empleado entonces de Egin, Javier residía en esta localidad labortana. Fue acribillado por balas asesinas del GAL cuando llegaba a su casa, precisamente en el mismo lugar que ya le había advertido Santi Brouard de que tuviera cuidado. Como testigo de ese atentado contra mi amigo y compañero, vi huir de la zona corriendo al mercenario pagado por las cloacas del Estado Español. 35 años después este atentado sigue sin esclarecerse. Aunque todo el mundo sabe quién estaba detrás del GAL, oficialmente sigue en la oscuridad.

Ocurre, sin embargo, que no solo es el caso Galdeano el que sigue sin aclararse y sin haber sido depuradas las responsabilidades políticas del Estado español y francés. Hay otros muchos casos que siguen en la misma situación de oscuridad e impunidad. Por poner los ejemplos más sonados citamos los de los «desaparecidos»: Pertur (Eduardo Moreno Bergareche), Naparra (Jose Angel Etxeberria), Anza, (Jon), Popo Larre, Lasa-Zabala. A los que habría que añadir otros numerosos casos de atentados cometidos por los grupos ATE, GANE, Triple A, BVE, desde el inicio de llamada «etapa democrática» del Estado Español hasta ahora.

Sigue sin despejarse la x del GAL

En ese contexto es bueno recordar que hay responsables políticos a quienes aun no se les ha investigado y por tanto no se han dirimido sus responsabilidades políticas, ni en el caso de Galdeano ni en el de otros muchos abertzales.

Si en tiempos del franquismo y postfranquismo hubo sus responsables políticos de otros grupos terroristas de guerra sucia como la ATE, GANE, BVE, Triple A, tampoco investigados, en el caso del GAL el máximo responsable político, por haber sido presidente de Gobierno en aquellos años, es Felipe Gonzalez. La famosa X del GAL.

Este, por sus palabras públicas en 2010, parece seguir convencido de que la guerra sucia y el terrorismo de Estado contra ETA era una forma de defender también el Estado de derecho…ya que este, según él, «se defiende también desde las alcantarillas, sótanos y cloacas del Estado», cuando aludía a los fondos reservados –dinero público– para pagar infiltrados, txibatos, mercenarios y asesinos. Lógico que así pensara quien ya dijo, cuando se hablaba de la guerra sucia, «sea gato blanco o sea gato negro, lo que interesa es que cacen ratones». Alguien ¿conoce mayor apología del terrorismo de Estado?

¿Arrepentido de no haber volado la cúpula de ETA?

Tan grave o más es la actitud que mantuvo en público Felipe Gonzalez. En declaraciones a EL PAIS (7 noviembre 2010), parece indicar que hubiera sido más correcto volar a la cúpula de ETA localizada un día en Iparralde.

Esto es lo que dijo el ex presidente español: «…Todavía no sé siquiera si hice bien o hice mal, no te estoy planteando un problema moral, porque aun no tengo la seguridad. Tuve una sola oportunidad en mi vida de dar una orden para liquidar a toda la cúpula de ETA. Antes de la caída de Bidart, en 1992, querían estropear los Juegos Olímpicos, tener una proyección universal. No sé cuánto tiempo antes, quizás en 1990 o 1989, llegó hasta mí una información, que tenía que llegar hasta mí por las implicaciones que tenía».
«No se trataba –añadió– de unas operaciones ordinarias de la lucha contra el terrorismo: nuestra gente había detectado –no digo quiénes– el lugar y el día de una reunión de la cúpula de ETA en el sur de Francia. De toda la dirección. Operación que llevaban siguiendo mucho tiempo. Se localiza lugar y día, pero la posibilidad que teníamos de detenerlos era cero, estaban fuera de nuestro territorio. Y la posibilidad de que la operación la hiciera Francia en aquel momento era muy escasa. Ahora habría sido más fácil, lo hubieran detectado nuestros servicios –prosigue Gonzalez– si se reúne la cúpula de ETA en una localidad francesa, Francia les cae encima y los detiene a todos. En aquel momento no. En aquel momento solo había la posibilidad de volarlos a todos juntos en la casa en que se iban a reunir. Ni te cuento las implicaciones que tenía actuar en territorio francés, no te explico toda la literatura, pero el hecho descarnado era: existe la posibilidad de volarlos a todos juntos y descabezarlos».
 
«La decisión –va concluyendo Gonzalez– es sí o no. Lo simplifico, dije: no. Y añado a esto: todavía no se sí hice lo correcto… Una de las cosas que me torturó durante las 24 horas siguientes fue cuántos asesinatos de personas inocentes podría haber ahorrado en los próximos cuatro o cinco años. Esa es la literatura. El resultado es que dije que no».

Iglesias en el CNI

En este contexto, se ha sabido que el vicepresidente del Gobierno Español, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, formará parte de la comisión del Gobierno dentro del CNI. Precisamente las «cloacas del Estado», contra las que arremetió Iglesias antes de ser vicepresidente, tienen que ver con esos organismos de Inteligencia.

Sería este buen momento para que Iglesias, ahora que está también en sus manos,  contribuyera a escarbar y explorar esas cloacas para de una vez pudieran conocerse oficialmente quiénes estaban detrás de aquellas siglas siniestras utilizadas por el terrorismo de Estado, esclarecer tantas «desapariciones» y atentados, así como dirimir las responsabilidades judiciales y políticas a que hubiere lugar.