En nombre de los vecinos del barrio de Eitzaga (Zaldibar)
Olvidados y tristes

Aquí en el barrio, «auzolana» no se trata de hacer más dinero con amigos ricos, sino de hacer trabajos honestamente juntos y por el bien de todos. Tanto Zaldibar como Abando están muy lejos de nosotros

14/07/2020

Primero nuestro recuerdo para Joaquín y Alberto y todos sus allegados. No se nos hace raro que se sientan como nosotros cinco meses arrinconados y olvidados. Les ofrecemos nuestra comprensión. Los de Eitzaga siempre los recordamos y a menudo alguien del barrio pone unas flores en su recuerdo en las columnas de la plaza.

Nuestros únicos apoyos han sido: una gran manifestación que se hizo a Eitzaga el 16 de febrero desde los pueblos de alrededor (que de corazón siempre agradeceremos), las manifestaciones que se organizan para recordar la situación y la disposición abierta del grupo de la oposición de Zaldibar para apoyar nuestras demandas y nada más.

Nadie más se ha detenido por aquí. Los medios de comunicación toman imágenes con sus reporteros, pero no hay nadie que se esté preocupando por nuestro estado de salud. Resulta insultante ver ahora la postura del Departamento de Medio Ambiente, del Departamento de Salud y del Gobierno Vasco que aparece en los medios a todas horas hablando de su buena gestión, cuando realmente han sido los patrocinadores de la desastrosa gestión del vertedero.

Cuando llevamos 150 días, estos gestores fantásticos ni siquiera nos han dado los buenos días. A las familias que fueron desalojadas con urgencia se les ha permitido regresar esta semana (cuando se abre la autopista) y punto.

Han ignorado totalmente la solicitud de evitar que los camiones pasen por el vecindario, incluso teniendo ellos un camino más seguro por dentro. Tanto a los vecinos como a los peatones del entorno que van al embalse de Aixola nos ponen en riesgo por igual; y no son pocos los que pasan por ahí.

Los resultados cuantificados de los estudios de tierras no se han entregado hasta ahora (cuatro meses después); solo se disponía de un escrito que confirmaba que «todo está bien». Ahora admiten que de todos los estudios encontraron solo un producto que está un punto por encima del máximo legal: un puerro (no es broma) que podría, en su opinión, deberse a la contaminación causada por el trabajo agrícola (R.1881 / 2006 Pb [plomo] máx. 0,10 mg/kg y dio 0,11 [+10%]), tal vez generado por la quema de restos vegetales (¿un índice en plomo?).

Después de ocho años, todavía continúan contaminando y probablemente lo de ahora sea más dañino que nunca. El humo que ven desde Ermua no es de fuego, sino polvo que levantan los camiones en el interior. Suciedad que hay mezclada en el suelo, incluido amianto y no se sabe qué otros contaminantes más, que el viento se encarga de distribuir hacia Eitzaga y sus alrededores.

Desde el primer día hemos solicitado exámenes médicos para las personas que han estado expuestas a la contaminación durante ocho años. No puede ser que quienes trabajan allí ahora tengan exámenes médicos en todo momento, como debe ser y la ley así lo exige, debido al riesgo de contaminación, y continuarán monitoreándolos en el futuro debido a las posibles consecuencias, y para aquellos que han vivido todo este tiempo allí, nada.

Con respecto al examen de salud de los vecinos, después de muchas reuniones, el alcalde de Zaldibar admitió, en la anterior reunión del barrio el 16 de junio, que debido a la pandemia era difícil canalizar desde el Departamento de Salud estos exámenes y dio la palabra de que el Ayuntamiento aprobaría un presupuesto para ello si todos lo aceptaban. Nosotros preparamos una solicitud por escrito se la remitimos al alcalde por si quería hacer algún cambio, con el compromiso de aceptarlo de la oposición sin ningún cambio. Nuestra sorpresa llegó tres días más tarde cuando negó su palabra de compromiso dada delante de todos nosotros.

Ayer convocamos otra reunión a la que convidamos a la Alcaldía, pero no se presentó.

¿Dónde está esta la ética, la palabra, la gestión...? ¿Quién va a apoyar y creer a alguien que falta así a su palabra? Se llenan la boca con palabras como «auzolana» (gestión comunitaria) en su propaganda. El «auzolana» de los miembros políticos de Abando es el vertedero de Eitzaga que permitía que se aceptaran residuos industriales contaminados, incluido el amianto, con todos los habitantes de Ermua y la mitad de Eibar en un entorno de 2 km. Ahora también permiten construir en una zona «técnicamente» estable, una celda a 100 metros del caserío Etxebarri y encima aprueban un nuevo proyecto para hacerlo más grande, en lugar de eliminarlo de aquí. Aquí en el barrio, «auzolana» no se trata de hacer más dinero con amigos ricos, sino de hacer trabajos honestamente juntos y por el bien de todos. Tanto Zaldibar como Abando están muy lejos de nosotros.

Hemos sido olvidados nuevamente en el debate electoral de esta semana. ¿Verdaderamente se preocupan de los muertos o desaparecidos?. ¡¡¡De algunos de los que todavía nos encontramos vivos no se preocupan mucho!!!

Todos los grupos políticos tienen tiempo para hacer un mínimo recuerdo de nosotros al final de la campaña y al menos disculparse por habernos olvidado a todos en cinco meses.

Articles
Iñaki Egaña
15/08/2020
Ane Rotaetxe, Idoia Irastorza, Nerea Olaziregi*
15/08/2020
Cosme Naveda
14/08/2020
Alberto Urteaga, Amaia Leranoz, Lydia Almirantearena, Inés García, Jesús García, Verónica Oliver y Elena Vizcay
14/08/2020
Lettres
Edorta Agirre
14/08/2020
Fermin Zabaltza Aleman | Administrazioan Euskaraz Taldea
13/08/2020
Eugenia Etxebeste Fuldain | Hernani
12/08/2020
Juan José Dapousa Garma | Bilbo
12/08/2020