Abusos de las entidades bancarias
Juan José Dapousa Garma | Bilbo
05/08/2020

El estado de alarma que se decretó el 14 de marzo de 2020, finalizo el 21 de junio de 2020, hace más de un mes, no obstante, Kutxabank continúa maltratando a sus clientes, dado que mantiene el cierre masivo de sucursales y las pocas que están abiertas únicamente tienen un empleado en caja, obligando a sus clientes a soportar esperas de una hora o más, de pie en la calle, exponiéndose al contagio del coronavirus. Kutxabank no puede argumentar la normativa y protocolos frente al covid-19. La sucursal de Kutxabank en Zabalburu no puede alegar restricciones de aforo porque, como la mayoría, es una sucursal suficientemente amplia para mantener el distanciamiento social, y tampoco puede alegar escasez de personal y que solo puede haber dos clientes por trabajador, porque Kutxabank ha ganado 137 millones de euros en el primer semestre de 2020 y puede perfectamente poner tres o cuatro empleados en caja. Debería reabrir más sucursales y volver al horario normal (como otros trabajadores de atención al público) incluso podría abrir las tardes y los sábados (como cuando era caja de ahorros). El ultimo abuso de poder es que en julio han colocado un enésimo papel en la puerta que dice, «Aviso: los pagos a terceros, transferencias y pagos de recibos solo se pueden realizar con cargo en cuenta (no en metálico)». Considero que impedir a sus clientes que paguen en metálico sus recibos es ilegal, lo considero un abuso de poder, y considero que el trato que están dando a sus clientes es una auténtica vergüenza.

Articles
Koldo Aldaz, Juan Mari Feliu, Gurutze Azkona, José Luis Lizarraga y Mikel Goldarazena
26/09/2020
Iñaki Urdanibia
26/09/2020
Mar Esquembre
25/09/2020
Lettres
Brenda Cusipuma Cayo
25/09/2020
Asier Fernández Sobera
25/09/2020
Nathalie Pelage Guedon
25/09/2020
Enric Vivanco Fontquerni | Barcelona
25/09/2020