Realidades cambiantes que muestran las urnas
18/11/2019

Los rápidos y sorprendentes movimientos postelectorales han dejado las elecciones generales españolas celebradas el 10 de noviembre casi como un recuerdo lejano, pese a que apenas ha pasado una semana desde su celebración. Aun así, merece la pena detenerse en la letra pequeña del escrutinio, para analizar al detalle la evolución y también las sorpresas en el mapa político, que de todo ello ha habido detrás del comportamiento de los electores.

No cabe duda de que estas elecciones han contado con tintes especiales, aunque cuáles no los han tenido en este último e interminable ciclo electoral. Quizá precisamente por eso, por la falta de certezas provocada por la crisis abierta en las estructuras y el caparazón del Estado español, se producen últimamente movimientos inimaginables hace apenas un par de lustros. Muchas cosas comenzaron a moverse y a cambiar entonces, por la crisis económica, el descontento social o el cambio de estrategia de la izquierda abertzale, entre otros factores. La cuestión territorial, con el proceso catalán en el epicentro, eclosiona también en ese contexto con la intransigencia española como acelerador imprescindible.

Ahora nos hemos encontrado, como muestra el reportaje realizado por Beñat Zaldua en estas mismas páginas, con que el campo de influencia del soberanismo de izquierda se ha hecho más notable también al sur de Nafarroa, en la Ribera, donde un buen número de ciudadanos y ciudadanas han votado por primera vez a esta opción. Muestra de que EH Bildu ha hecho bien algunas cosas, y de que existen, en términos generales, opciones de cambiar realidades políticas y sociales que no hace mucho parecían absolutamente inalterables.

Al fin y al cabo, es de lo que se trata para aquellos que aspiran a construir en un futuro un Estado sobre el territorio vasco, de crear amplias mayorías populares que demanden, cuando menos, transformaciones significativas, y no cabe duda de que, en ese camino, muchas cosas se expresarán y se jugarán en las urnas. No solo, pero también.