ETA: «Es hora de empezar a soltar las cadenas de los presos y las de Euskal Herria»

ETA ha hecho público un comunicado que parte de la muerte de Iosu Uribetxebarria, hace referencia a la redada contra dieciséis ciudadanos vascos y se refiere también al afán estatal de mantener a los presos en la cárcel «como sea». Tras reclamar una reflexión a Lakua por todo ello, la organización reclama salir de «esta loca espiral a la que nos quiere llevar España».

NAIZ|29/01/2015 11:55

«Es hora de empezar a soltar las cadenas. Las de los presos y las de Euskal Herria. Que Josu [Uribetxebarria] sea el último al que se lleva la crueldad. Agur eta ohore Eperra!». Así concluye el comunicado hecho llegar por ETA a NAIZ, y que parte del reciente fallecimiento del expreso de Arrasate.

Tras expresar sus condolencias a familiares y amigos, recuerda ETA que Uribetxebarria fue «violentamente torturado», que pasó quince años dispersado y siete enfermo en prisión: «Querían matarlo en la cárcel, hasta que la dura lucha por su dignidad y la solidaridad ciudadana lo llevaron a la libertad. Pese a estar libre, el hostigamiento no cesó y hasta el último momento siguieron los intentos de encarcelarle. Hasta que su cuerpo se ha apagado. Hasta ayer».

«La brutalidad del Estado español ha acabado con Josu, pero esa brutalidad no ha acabado con la muerte de Josu. El hambre de venganza anda buscando alimento», añade la organización, que pasa a recordar la reciente redada contra la solidaridad con los presos vascos. En este caso introduce una apelación al PNV para que reflexione sobre el modo en que su actitud en este terreno favorece la represión estatal.

ETA considera que «hay quien ha condimentado el plato» a esta operación al dar pábulo a tesis policiales que «desfiguran el trabajo de los abogados y les imputan controlar a los presos». Y reprocha a Lakua que «menciona miles de veces los derechos humanos», pero no toma postura decidida «contra las vulneraciones», como ve constatado con las críticas formales hechas a la operación policial: «Dieciséis ciudadanos vascos detenidos y parece que la falta de lealtad del Gobierno español es el problema».

Con ello enlaza ETA un tercer elemento referido a la misma cuestión carcelaria: «Están inventando nuevas vías para mantener a los presos políticos vascos en la cárcel como sea. Los que están a punto de salir y los que acaban de salir, todos a la cárcel. Los abusos de España no tienen límites y su podrido sistema jurídico-institucional no tiene solución». Considera que se trata de una actitud «vengativa», pero que va más allá en la medida en que también tiene un objetivo político: «Mantener a los presos políticos vascos como rehenes, para que Euskal Herria siga presa en España».

Así las cosas, el comunicado concluye abogando por «salir de esa loca espiral a la que nos quiere llevar España. Es hora de soltar las cadenas. Las de los presos y las de Euskal Herria».

 

COMPLEMENTOS
NOTICIAS RELACIONADAS