Endesa dice que hay que «analizar y estudiar» el informe del CSN sobre Garoña antes de decidir

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha explicado que la decisión sobre la eventual reapertura de la central nuclear de Garoña corresponde a Nuclenor –la sociedad que opera la planta–, que analizará las inversiones necesarias y determinará «si es rentable o no».

NAIZ|GASTEIZ|09/02/2017 18:07|0 comentarios
Garon_a
Central nuclear de Garoña. (Juanan RUIZ / ARGAZKI PRESS)

En su participación en el 14 Encuentro del Sector Energético organizado por IESE y Deloitte, Bogas ha recordado que la central pertenece a Nuclenor, sociedad participada tanto por Endesa como por Iberdrola, y que, por tanto, corresponde a los órganos de esta empresa «tomar una decisión».

El pleno del CSN aprobó ayer un dictamen a favor de la reapertura de la central nuclear de Garoña condicionado a que Nuclenor cumpla con la inversiones que se le requieren en seguridad. Ahora, deberá ser el Ministerio español de Energía el que autorice de nuevo la puesta en marcha de la planta, parada desde diciembre de 2012.

En declaraciones posteriores a la prensa, Bogas ha insistido en que Endesa representa el 50% de Nuclenor y que compete a los órganos de la sociedad propietaria de Garoña analizar el informe del CSN y «tomar una decisión».

«Hay que analizarlo en base a los elementos que se consideren necesarios para mantener la seguridad de la plaza adecuadamente, y no es una cuestión de discutir la seguridad. La seguridad es lo que es, sea lo que sea. Una vez valorado, decidiremos si es rentable o no es rentable», ha añadido Bogas, quien ha indicado que todavía no conoce «de forma oficial» cuál será la inversión necesaria para cumplir con esas condiciones.

Además, el directivo de Endesa no considera esta decisión del CSN sobre Garoña como «un referente» para tratar los futuros casos de otras centrales nucleares. «Tenemos que analizar un informe sobre medidas de seguridad que ha hecho el CSN. Ahora lo que queda es analizarlo y ver en el seno de Nuclenor si es rentable o no es rentable», ha reafirmado.

Asimismo, Bogas, que ha asegurado no haber recibido «ninguna sugerencia» del Gobierno español respecto a qué decisión tomar sobre la reapertura de la central, ha defendido que las plantas nucleares del Estado español son «absolutamente seguras».

En su discurso en el foro, se ha mostrado a favor de alargar la vida útil de las centrales nucleares, ya que será una energía «necesaria» en la transición energética hacia un modelo sostenible, en el horizonte ‘verde’ de 2050.

Para el consejero delegado de Endesa alargar la vida de las plantas nucleares más allá de los 40 años actualmente establecidos es algo que «parece que tiene todo el sentido», ya que «parece que será necesaria en esta transición, al menos hasta 2030», ante la falta de alternativas para garantizar el ‘back up’ sin aumentar las emisiones.

A este respecto, Bogas ha subrayado que las posibles alternativas, como los ciclos combinados, donde «las emisiones ya no serían cero», y un desarrollo de renovables «imposible», «no parecen factibles».

El directivo se ha mostrado defensor de ese horizonte de un 2050 descarbonizado, aunque ha indicado que, para ello, lo importante es tener «una idea, la voluntad y la condición de hacerlo».

Asimismo, respecto a la espiral alcista en los precios de la electricidad en el pasado mes de enero, ha defendido que las eléctricas «no han sacado ningún beneficio» de ello.

NOTICIAS RELACIONADAS