11/11/2017

Los 30.912 inscritos de la Behobia apuran la cuenta atrás

Con temperaturas frescas y posibilidad de lluvia, las marcas dependerán delviento del oeste. Carles Castillejo y Aroa Merino optan a repetir sus triunfos.

Asier AIESTARAN

La Behobia 2017 ya ha entrado en la cuenta atrás. Con 30.912 inscritos en esta edición número 53, el duro recorrido de 20 kilómetros entre Irun y Donostia volverá a llenarse mañana de corredores y aficionados en la prueba atlética más multitudinaria de Euskal Herria.

Como se puede apreciar en el cuadro adjunto, los atletas discapacitados serán los primeros en tomar la salida a las 09.45, un cuarto de hora más tarde que en años anteriores, y el mismo retraso sufrirán el resto de grupos: los 223 rollers salen a las 09:50 y los mejores corredores a las 10.15. Los primeros participantes comenzarán a llegar a la meta del Boulevard a las 10.20.

Como todos los años, especial atención al parte meteorológico, que esta vez vuelve a dibujar una mañana fresca, rondando los 12-15 grados de temperatura, y con probabilidad de lluvias. Son unas buenas condiciones tanto para los corredores –mirando a sus marcas– como para los organizadores –teniendo en cuenta que las asistencias suelen subir hasta una tercera parte cuando el calor aprieta–. El único hándicap puede ser el viento que soplará del oeste.

Castillejo quiere repetir

Aunque la Behobia no destaque precisamente por la participación de atletas de elite, nunca faltan deportistas capaces de hacer buenas marcas. En ese sentido, en la prueba masculina todas las miradas estarán puestas en Carles Castillejo, el ganador de las dos últimas ediciones y que parece dispuesto a firmar un triplete en la cita de mañana.

El atleta catalán, que el año pasado hizo el récord del nuevo recorrido utilizado desde 2014 (1:00:19) –el del viejo quedará en manos de Alberto Juzdado con el 59:19 que hizo en 1996–, se ha perdido parte de la temporada por culpa de una lesión, pero parece que llega en buenas condiciones a la carrera guipuzcoana. Camilo Santiago, que viene de hacer hora y tres minutos en la media maratón de Valencia, puede ser uno de sus rivales.

En la prueba femenina también puede repetirse resultado. Y es que la canaria Aroa Merino, que el año pasado se impuso con un tiempo de 1:10:55, parte como la favorita a repetir txapela. Un reto añadido puede ser el de intentar batir el récord establecido por Vanessa Veiga en 2014 (1:09:58) –en el recorrido antiguo figura el 1:08:07 de Trihas Gebre en 2011–.

La fiesta arranca hoy

Tras llevar a cabo ayer la presentación institucional y la inauguración de la feria del corredor –reubicada este año en el Kursaal debido a las obras de Anoeta–, la verdadera fiesta arranca hoy con la celebración de la Behoba Txiki. Pese a las duda iniciales, se ha logrado mantener la cita en el Miniestadio de Anoeta, aunque se ha tenido que reducir el número de chavales de 3.000 a 2.500 por los trabajos de remodelación.

Existen seis categorías de edades –0-2 años, 3-5, 6-7, 8-9, 10-11 y 12-13– con distancias diferentes para cada una, y las carreras comenzarán a partir de las 15.00 con los mayores. Desde el Fortuna siempre recuerdan que la parte más compleja suele ser la de organizar a los acompañantes, por lo que se pide la colaboración de todos ellos.

La apuesta por hacer llegar el atletismo a los jóvenes tiene otro capítulo mañana por la mañana, con la cuarta edición de la Behobia Gaztea para cadetes y juveniles. Este año cuenta con 302 participantes, que tomarán la salida a las 09:45 desde Herrera para correr 4,4 kilómetros hasta el Boulevard.