Por qué no voy a votar a EH Bildu
Iñaki Errazkin Periodista y escritor
18/10/2012

Como anuncio en el título, el domingo 21 de octubre no voy a votar a EH Bildu. Quiero explicar por qué.

EH Bildu es la única formación política con posibilidades de gobernar la Comunidad Autónoma Vasca que se presenta a estos comicios con propuestas concretas. La coalición abertzale ha dejado claro que, en caso de triunfo electoral, reducirá la jornada laboral para repartir el trabajo y conseguir así que descienda la tasa de desempleo, manteniendo los sueldos de los trabajadores, hombres y mujeres, que deben poder satisfacer sus necesidades básicas (educación, vivienda, salud, formación, etc.) y su desarrollo personal como ciudadanos.

EH Bildu ha prometido también ajustar el abanico salarial de forma que la retribución más alta no sea en ningún caso más de doce veces superior a la más baja, incluidos los pagos en especie o cualquier otro tipo de remuneración. Ciertamente, no es una medida revolucionaria, pero es un gesto importante que muestra la intención de frenar el dislate que supone la infinita desproporción actual.

El programa electoral de EH Bildu incluye, además, la vuelta a los 65 años como edad máxima de jubilación (60 en los casos de contratos de relevo), elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 1.075 euros (actualmente es de 641,40 euros), un sistema de pensiones público propio (con la asunción de la competencia plena de la Seguridad Social) y la supresión de las empresas de trabajo laboral.

Sólo EH Bildu ha demostrado su voluntad política de resolver el secular conflicto que enfrenta al País Vasco con el Estado español, llegando incluso a aceptar las injustas reglas de juego impuestas por los tahures profesionales que forman el Poder Legislativo de la metrópoli.

EH Bildu es una coalición electoral formada por Eusko Alkartasuna, Aralar, Alternatiba y la histórica izquierda abertzale, heredera de la original Herri Batasuna, mil veces ilegalizada en todas sus denominaciones, lo que convierte a esta opción en la única representativa de la izquierda plural que, alejada de cualquier tentación sectaria, va a defender la soberanía de Euskal Herria y sus libertades.

¿Entonces -se preguntará quien esto lea-, por qué no voy a votar a EH Bildu?

Pues no lo haré porque no estoy empadronado en Bizkaia ni en Araba ni en Gipuzkoa, y la ley vigente no me lo permite. Sólo por eso. ¿Qué creíais?

Artículos
Itziar Aizpurua Egaña
29/03/2017
Ester Muñoz Nogal y Eneko Calle García
29/03/2017
Txuri Ollo
29/03/2017
Jon Iurrebaso Atutxa
29/03/2017
Cartas
Manu Ballesteros Rodríguez
29/03/2017
Joxemi Jiménez
29/03/2017
Fermin Zabaltza Aleman | Administrazioan Euskaraz Taldea
29/03/2017
Josu Jimenez Maia | Idazlea
28/03/2017
Últimos posts
Martin Garitano
29/03/2017
Andoni Lubaki
28/03/2017
Andoni Lubaki
28/03/2017