Homenaje en Iruñea a los fusilados y a la República

Cientos de personas han participado en el acto celebrado en la Vuelta del Castillo, lugar donde fueron fusiladas decenas de personas, en homenaje tanto a los muertos como a los valores de la República, cuya instauración se celebra este lunes.

NAIZ.INFO|IRUÑEA|2014/04/12 14:13
Int000024590
Momento del acto de homenaje en Iruñea. (Idoia ZABALETA / ARGAZKI PRESS)

El paraje, en uno de los accesos a la Ciudadela de Iruñea, se ha llenado un año más de banderas republicanas portadas por familiares y simpatizantes, un acto que ha contado con el testimonio directo de quienes sufrieron la represión del franquismo por sus vínculos con los muertos y que aún siguen trabajando por recuperar sus restos.

Esta última ha sido la principal demanda que ha hecho ante los periodistas la presidenta de la Asociación de Familiares de Fusilados de Nafarroa, Olga Alcega, quien ha indicado que en Nafarroa hubo 3.452 muertos y algunas fuentes señalan que los cuerpos de más de mil de ellos continúan desaparecidos.

Ha explicado que el acto es similar al de años anteriores, pero «cada año celebramos un pasico», y el de los últimos meses ha sido la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, si bien de nuevo un 14 de abril «las reivindicaciones son las mismas: recuperar los restos, que es prioritario».

«Siempre pedimos que el año que viene no quede un hueso por ningún camino, que estén todos en los cementerios y que sus familiares les den el enterramiento que no pudieron darles en aquel momento», algo que es «muy difícil», ha reconocido porque transcurrido el tiempo ya no quedan testigos directos y los datos se diluyen, y también muchas fosas han desaparecido bajo nuevas carreteras y edificaciones a lo largo de los años.

Por ello, y amparada en el contenido de la nueva Ley, Alcega ha pedido ser «muy rigurosos en el estudio» que hará la Comisión Técnica prevista para localizar estas fosas.

Ha recordado que en Nafarroa no hubo combate y que los muertos fueron llevados de sus casas para ser fusilados: «Nosotros somos aquellos hijos y nietos de los rojos», un apelativo del que ha dicho sentirse «muy orgullosa: Me dolería más haber sido nieta de un asesino que de un asesinado», ha zanjado.

Por ello ha pedido a la sociedad que les miren «con normalidad. Lo que hacemos es trabajar por los derechos humanos y sobre todo en contra de aquellos crímenes de lesa humanidad que se cometieron en este país».