La CHE repite que «no hay problemas de seguridad» al anunciar las obras de Esa

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha anunciado que los trabajos de ejecución del cuerpo de la presa del recrecimiento del embalse de Esa ya han comenzado. Ha subrayado que su prioridad es «la seguridad», ha vuelto a repetir que los problemas de deslizamientos fueron provocados por las intensas lluvias y ha confiado en que no vuelvan a repetirse.

@gara_martxediaz|ESA|2014/10/22 16:44|0 iruzkin
Esa
El presidente de la CHE, Xavier de Pedro, hace declaraciones a los medios con las urbanizaciones desalojadas al fondo. (Idoia ZABALETA/ARGAZKI PRESS)

Xavier de Pedro ha anunciado hoy oficialmente que los trabajos de ejecución del cuerpo de la presa del recrecimiento del embalse de Esa ya han comenzado. Ha subrayado que su prioridad es «la seguridad», ha vuelto a repetir que los problemas de deslizamientos fueron provocados por las intensas lluvias y ha confiado en que no vuelvan a repetirse. Pese a ser la seguridad una prioridad, la CHE no ha entregado ni cascos ni chalecos a los periodistas que hemos cubierto la visita esta mañana. Las autoridades sí han dispuesto de ellos.

Este anuncio se ha realizado durante una visita de regantes a la zona, que se han fotografiado en la presa y han abogado por que las obras de recrecimiento concluyan lo antes posible.

De Pedro ha pedido a los habitantes de las localidades aguas abajo de la presa, como Zangoza, que «estén tranquilos, porque la presa les va a dar más seguridad». Incluso ha añadido que «ya ha evitado inundaciones». Hablaba de febrero de 2013, cuando hubo que desalojar las urbanizaciones Lasaitasuna y Mirador de Yesa. Alcaldes de la zona denunciaron entonces que no se les informó de la situación y criticaron la ausencia de planes de emergencia. Por cierto, ningún alcalde de la zona ha sido invitado al acto de anuncio del comienzo oficial de las obras.

Iker Aramendia, portavoz de Yesa + No, ha señalado a NAIZ que no es cierto que la seguridad de la presa esté garantizada y ha recordado que la CHE únicamente reconoció que había problemas después de que tuvieran que desalojar Lasaitasuna. «Pero problemas ha habido, siguen habiendo y, lamentablemente, habrá», ha destacado.