Matute: «Aquí no hay turismofobia, lo que he visto es ‘protestofobia’»

Oskar Matute, diputado de EH Bildu en el Congreso, ha criticado que se quieran «criminalizar» las protestas contra el modelo turístico, las cuales han sacado «el debate a la luz». Tras señalar que estas protestas no tienen que considerarse «ataques», ha apelado al sentido común porque «los conflictos se tienen que visibilizar».

NAIZ|BILBO|2017/08/11 11:36|20 iruzkin
Matute-euskadiirratia
Oskar Matute, en un momento de la entrevista concedida a Radio Euskadi. (@ehbildu)

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el representante de la coalición soberanista ha querido llamar la atención sobre «el listón» que se está «poniendo sobre lo que es considerado protesta o ataque».

«Porque, si seguimos esta lógica para todo y para todos los casos, a lo mejor nos encontramos con que lo que hicieron nuestros padres para defender sus puestos de trabajo o lo que tengan que hacer nuestros hermanos e hijos para defender sus puestos de trabajo, es poco menos que consirado atentado natural», ha asegurado.

También ha apuntado que la polémica surgida en torno a las protestas de Ernai contra el modelo turístico es «una serpiente de verano». En este sentido, ha dicho que le provoca «una cierta hilaridad la distorsión del lenguaje» que se afirme que la parada de un tren turístico en Donostia y su encartelada es «un ataque».

«Y ayer vimos en Viana cómo, en una sustitución de un alcalde por otro, decenas de militantes hacen algo, que si lo hicieran gentes de izquierdas e independentistas de este país sería poco menos que señalado como antecedente previo y no sé qué etapa de violencia inmediata. Y no es así», ha añadido.

De esta forma, se ha referido a los hechos vividos este jueves cuando Yolanda González (PSN) fue elegida nueva alcaldesa de Viana al prosperar la moción de censura presentada por PSN, Cambiemos Viana y Geroa Bai para desbancar de la alcaldía al regionalista José Luis Murguiondo.

A su juicio, en torno a las protestas contra el turismo, «se está produciendo una banalización del lenguaje». «Creo que hay un debate de fondo sobre el que habría que entrar. Otra cosa es si las acciones y protestas llevadas a cabo por Ernai ayudan mucho o poco a poner el debate encima de la mesa», ha advertido.

Lakua

En este sentido, ha acusado a la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia –que ayer acusó a Ernai de querer «distorsionar la imagen de Euskadi» y aseguró que «no representa a este pueblo»–, de «cerrar los ojos ante las cosas que no le gustan», como son el hecho de que el turismo que se produce es «estacional, se concentra fundamentalmente en verano, trae empleos precarios y lo que hace es convertir a las ciudades en escenarios en los que los ciudadanos pasamos a ser meros figurantes».

De este modo, ha negado que exista «turismofobia», sino que lo que se produce es «protestofobia», ya que «parece que protestar es un elemento a desterrar y eso no fortalece la democracia».

«Los conflictos se deben visibilizar. Si seguimos esta lógica para todos los casos, a lo mejor nos encontramos con que lo que hicieron nuestros padres para defender sus puestos de trabajo es poco menos que considerado como atentado natural. Un poco de sentido común no vendría mal», ha considerado.

Tras incidir en que acciones como las desarrolladas por Ernai han sacado «el debate a la luz», ha resaltado que la posición que defiende EH Bildu «conecta con la sensibilidad de la mayoría de la sociedad vasca» y, por ello, ha apostado por «desmontar cualquier intento de arrinconar» sus posiciones políticas.

«¿Por qué abrimos los brazos y nos emocionamos con la llegada de turistas y cerramos las fronteras a personas que vienen a buscarse la vida?», ha cuestionado en relación a la inmigración.

De este modo, ha lamentado que un país que se quiere «proyectar hacia el futuro» dedique todos los recursos al turismo, mientras «obvia la política industrial y otros sectores productivos». «¿Por qué hablamos de criminalizar las protestas y nos inventamos términos como la turismofobia mientras a la vez nos parece natural los sartenazos que meten a los turistas con esas cuentas que tienen que pagar en algunas terrazas de este país», ha preguntado.

Ley del turismo

Asimismo, ha defendido que en el sector del turismo existen leyes que se han aprobado en el Parlamento de Gasteiz y que «podrían ayudar a que no se produjeran estos fenómenos que tienen que ver con la precariedad laboral o el mercado no regulado de los pisos turísticos».

Por ello, ha abogado por aplicar la Ley de Turismo, aprobada en el Parlamento autonómico y que contó con el apoyo de EH Bildu, ya que en ella «se recogen cosas que no se aplican y que tienen que ver con los pisos turísticos ilegales o la oferta hotelera». «La ley actual da herramientas pero lo que sucede es que no hay voluntad, ha habido voluntad de mirar a otro lado», ha defendido.

A su juicio, «no hay voluntad» de aplicar la citada norma, ya que cuenta con herramientas que «podrían ayudar a que no se produjeran fenómenos que tienen que ver con la precariedad laboral o el mercado no regulado de los pisos turísticos».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK