Estados Unidos e Israel anuncian su retirada de la Unesco

El Departamento de Estado ha informado de que Estados Unidos se retirará de forma efectiva de la Organización de las Naciones Unidas para Ciencia y la Cultura (Unesco, en inglés) a partir del 31 de diciembre y ha mencionado como motivos la necesidad de una reforma y una supuesta «tendencia anti-Israel» del organismo. Poco después, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha dado la orden de iniciar los preparativos para seguir el mismo camino que EEUU.

NAIZ|WASHINGTON|2017/10/12 15:49|7 iruzkin
Bokova
Irina Bokova, directora general de la Unesco. (Lionel BONAVENTURE/AFP)

«Esta decisión no se ha tomado a la ligera y refleja las preocupaciones de los Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos en la Unesco, la necesidad de una reforma fundamental en la organización y la tendencia anti-Israel continua en la Unesco», ha asegurado la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert.

El escueto comunicado del Departamento de Estado no ofrece más explicaciones sobre esos argumentos.

Pese a su retirada como miembro, el Gobierno estadounidense ha expresado su deseo de establecer una misión permanente como país «observador» ante ese organismo de las Naciones Unidas.

La portavoz ha detallado en su comunicado que la directora general de la Unesco, Irina Bokova, ha sido notificada tanto de la decisión de de Estados Unidos de retirarse del organismo como de su intención de establecer una misión permanente de observación.

El Gobierno de Estados Unidos también ha idicado a Bokova su deseo de seguir colaborando como Estado observador y «aportar opiniones, perspectivas y conocimientos especializados» sobre cuestiones como «la protección del patrimonio mundial, abogando por la libertad de prensa y promoviendo la colaboración científica y la educación».

Nauert ha asegurado que la retirada de los Estados Unidos de la Unesco entrará en vigor el 31 de diciembre de 2018, en cumplimiento de los estatutos del organismo.

Israel también

Poco después, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado que ha dado orden de iniciar los preparativos para que el país abandone la Unesco y sigue así a Estados Unidos.

El representante de Israel ante la UNESCO, Carmel Shama-Hacohen, había recomendado poco antes de conocerse la orden de Netanyahu la salida del país de la UNESCO. «En los últimos años, la UNESCO se ha transformado en una organización extraña que ha perdido la senda profesional en pro de los intereses políticos de ciertos países», ha argumentado, según recoge el diario ‘Yedioth Aharonoth’.

«Mi recomendación personal al primer ministro Benjamin Netanyahu es que se una a Estados Unidos y se retire de inmediato de la Unesco», ha apostillado Shama-Hacohen.

«Pérdida para el multilateralismo»

Por su parte, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, ha dicho que la decisión de Estados Unidos de retirarse de la organización, después de haber suspendido ya en 2011 el pago de sus contribuciones, es una «pérdida para el multilateralismo y para la familia de Naciones Unidas».

La responsable de la organización de la ONU para la Educación, la Cultura y la Ciencia ha confirmado en un comunicado que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, le ha notificado oficialmente esa decisión, que ella «lamenta profundamente».

«En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que EEUU se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos», ha considerado la directora.

Bokova, que dejará el cargo en noviembre y cuyo sucesor se elige estos días en el Consejo Ejecutivo de la Unesco, ha opinado que la misión del organismo que ha encabezado ocho años «no ha terminado» y que continuará con su trabajo «para construir un siglo XXI más justo, pacífico y equitativo», para lo que se necesita «el liderazgo de todos los Estados».

La búlgara ha recordado que en 2011, cuando EEUU anunció la suspensión de su contribución económica tras aceptarse la entrada de Palestina en la organización, ya expresó su convicción de que «nunca la Unesco había sido tan importante para Estados Unidos ni Estados Unidos para la Unesco».

Ha asegurado que durante los ocho años de su mandato, pese a la congelación de los fondos, «profundizamos la asociación entre Estados Unidos y la Unesco, que nunca había sido tan fuerte».

Gobiernos como el francés o el ruso, y también el secretario general de la ONU, António Guterres, han lamentado la decisión de EEUU.