Arranca el Clúster Eólico de Nafarroa como «motor» de futuro

El Clúster Eólico de Nafarroa, Enercluster, que agrupa a 21 empresas del sector apoyadas por el Gobierno de Nafarroa, será uno de los motores que impulsen la estrategia del herrialde para generar riqueza y empleo y contribuya a que Nafarroa «afronte mejor los retos de futuro».

Naiz|2017/11/14 16:22
Enercluster
Presentación del Clúster Eólico de Navarra, Enercluster. (GOBIERNO DE NAFARROA)

Así lo ha señalado el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, en la presentación de Enercluster, que tras su creación hace un año ha sido presentado en una jornada en la que además se trabajará en la definición de objetivos y estrategias que debe seguir este consorcio.

El nuevo clúster eólico surge con objetivos como la reducción de los costes de producción de energía, aumento de dimensión de las empresas, incremento del valor añadido y mejora de los factores de territorio que influyan en la fidelización y competitividad de las organización que conforman el sector eólico del herrialde.

Siemens Gamesa y Nordex Acciona, dos firmas implantadas en Nafarroa y de referencia mundial en cuanto a facturación del sector, encabezan la lista de los componentes del clúster, en el que se integran tanto empresas productivas como de I+D+i, apoyadas por el Gobierno navarro y la empresa pública Sodena, con la colaboración de la Cámara Navarra de Comercio e Industria.

Así, Ayerdi ha valorado que el acuerdo entre el Ejecutivo y empresas privadas define a esta como «una estrategia de territorio», elegida porque las bases actuales son suficientemente importantes como para que sean pilares de un mejor futuro.

Así, las energías renovables tienen hoy en Nafarroa una facturación de 6.000 millones de euros, con más de 11.500 personas empleadas, de forma que es el tercer sector industrial más importante del herrialde detrás de la automoción y el agroalimentario.

El 80 % del numero total de empresas son pymes y el 85 % de las entidades tiene su sede social en Nafarroa, con el 65 % de capital mayoritariamente navarro, ha explicado Ayerdi, quien ha destacado que otras característica del sector es la presencia en Nafarroa de dos grandes empresas, Acciona Nordex y Siemens Gamesa, que aglutinan más del 80 % de la facturación del sector.

Son dos grandes «empresas tractoras» sobre las que aún hay una gran dependencia en Nafarroa, ha reconocido Ayerdi, quien ha aprovechado su intervención para tranquilizar sobre la afección en el herrialde de los anunciados despidos en Gamesa, al entender que su Gobierno maneja la hipótesis de que el impacto será «muy poco relevante» en el herrialde.

En cualquier caso, el vicepresidente ha señalado que la estrategia navarra considera al sector eólico como uno de los seis prioritarios de la agenda de especialización inteligente, lo que «quiere decir que se considera como uno de los que más debe traccionar la economía regional en generación de riqueza y en generación y consolidación de empleo, y que más puede contrubuir a que Navarra afronte mejor sus retos de futuro».

También ha incidido en la apuesta del Gobierno de Nafarroa por la política de clústeres, que implican a empresas diferentes en una estrategia conjunta para impulsar un sector.

Al respecto, el presidente de Enerclúster, Enrique Teruel ha expresado el «honor» con el que desde su cargo suponía oficializar hoy el inicio de la andadura del clúster, que también participará en la diversificación de las actividades del sector de industrias vinculadas con la energía eólica, la colaboración en proyectos de investigación, desarrollo e innovación, la búsqueda de mercados internacionales para sus nuevos productos, que redunde en la mejora de la competitividad de las empresas e instituciones asociadas.

Así, en la actualidad el 24 % de la energía que consume Nafarroa es de fuente renovable, aunque la estrategia marcada es que en 2030 sea el 50 % y en el 2050 llegue al 100 %.

El vicepresidente Ayerdi ha señalado a los periodistas que «para conseguir esto hay dos ejes: incrementar la producción de energía renovable y que el consumo que hoy por hoy tiene un origen fósil deje de tenerlo y pase a ser de origen eléctrico y de fuentes renovables».