Junteros de EH Bildu, Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo
Porque decimos sí a una alternativa a la incineradora

Porque nos preocupamos por Gipuzkoa y por el bienestar de las personas, quienes firmamos este artículo nos hemos unido para hacer un llamamiento a toda la ciudadanía. Un llamamiento por la salud y por el futuro.

2016/05/28

Porque construir una incineradora es peligroso, caro y contaminante, porque la movilización popular aún puede pararla, queremos invitaros a todos y todas a participar en la cadena humana que unirá mañana la Diputación con el Oncológico de Donostia. Porque decimos Sí a una Gipuzkoa sostenible, que nada tiene que ver con incinerar aquello que se puede reutilizar, nos adherimos a esta iniciativa convocada por los movimientos anti-incineración y en defensa de la salud de nuestro territorio. Porque dentro de una Europa en la que las materias primas son cada vez más escasas, quemar los recursos reutilizables es una irresponsabilidad y una falta de visión estratégica.

Porque creemos que la solución debe incluir la reducción de la fracción resto, decimos Sí a una alternativa más sostenible. En nuestro territorio, hoy en día, generamos 162.000 toneladas de residuos, pero si lográramos reciclar un 70% –una meta alcanzable si las zonas más pobladas mejoran la recogida selectiva– la fracción resto quedaría en unas 50.000 toneladas. Sin embargo, PNV y PSE preparan una incineradora para 200.000 toneladas, lo cual implica tres cosas: 1. No van a hacer nada por mejorar los índices de reciclaje. 2. Traerán a quemar en Zubieta basura de otros territorios, como ya se hace en cada vez más plantas europeas y estatales. 3. Van a regalar nuestro dinero a una empresa privada que, independientemente de la cantidad que se llegue a quemar, cobrará siempre por 200.000 toneladas durante 35 años. Porque no queremos que las familias guipuzcoanas paguen de más, decimos Sí a una alternativa más económica.

Porque decimos Sí a una Gipuzkoa sana, apoyamos la lucha del colectivo médico por una gestión alternativa a la incineración. Quienes apuestan por quemar la basura aseguran que harán una infraestructura «con los últimos avances tecnológicos», pero todas se hacen «con los últimos avances tecnológicos» y cada vez aparecen más casos de graves enfermedades vinculadas a las incineradoras. Porque decimos Sí a la salud para nuestros vecindarios, para nuestras familias, decimos Sí a una alternativa más sana.

Porque decimos Sí a una gestión económica óptima de los residuos, creemos que gastar más de 1.000 millones de euros en quemar materia reutilizable no solo va en contra de las recomendaciones europeas, sino también de los bolsillos de la ciudadanía guipuzcoana, que deberá pagar por una incineradora que es más cara, tanto en su construcción como en su explotación, que otros modelos de tratamiento de los residuos.

Porque decimos Sí a una Gipuzkoa que proteja el medioambiente, apostamos por avanzar en las políticas de residuo cero y nos comprometemos con la eliminación de los vertederos tóxicos. No queremos mentir a la ciudadanía diciendo que los depósitos de inertes van a desparecer de inmediato, pero sí queremos asegurar que es posible reducirlos muy por debajo de lo que produciría la incineradora. La sociedad guipuzcoana tiene que elegir entre los vertederos tóxicos producto de la incineradora, o el depósito de inertes no contaminantes. Porque no queremos verter residuos perjudiciales ni en el aire ni en el suelo, decimos Sí a un modelo de tratamiento menos contaminante.

Porque decimos Sí a una Gipuzkoa en consonancia con las últimas apuestas políticas de la UE, que hablan de penalizar tanto los vertederos como la incineración, no podemos destruir materias primas que son muy caras de obtener. Al igual que en las CCAA lideradas por gobiernos progresistas del cambio, las políticas europeas apuestan por la separación en origen, y eso genera una cantidad mínima de material no reciclable. En el Estado, nadie más quiere construir ni una sola incineradora. Porque una gestión de residuos moderna descarta estas infraestructuras, decimos Sí a una alternativa que cumpla con los objetivos europeos. Esta alternativa existe y está trabajada. Es más barata, más flexible, más sana, más sostenible y más respetuosa con el medioambiente. Esta alternativa es la combinación de una apuesta decidida por la reducción y la reutilización, con plantas de tratamiento mecánico-biológico y de compostaje.

Por todo ello, porque decimos Sí a una Gipuzkoa sana, económica y medioambientalmente sostenible, las organizaciones políticas firmantes nos sumamos y hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía para participar en la cadena humana –convocada por los movimientos anti-incineración y en defensa de la salud– que unirá el Oncológico con la Diputación el mañana, 29 de mayo, a las 11.30.