Las cocinas hospitalarias ¿un banco de pruebas?
Antonio Salinas García
2013/01/27

Navarra ven conócela…..tienes para rato. Yo creía que había visto de todo, pero cada día me sorprendo más, a esta Navarra los Navarrrrristas con un montón de erres (y de ERES) se la están cargando en lo social y en lo público, mientras ellos con sus amigos se enriquecen cada día más, con más cargos, tráfico de influencias en gestiones con el pelotazo del momento, malgastando el dinero público en proyectos no prioritarios ni necesarios socialmente, que engordan empresas privadas (una larga lista de todos conocida), la caja de Pandora de la CAN, recortes en lo mas social, moralmente intocables como, la sanidad y educación.

Y ahora le toca el turno indirectamente, pero a consecuencia de los recortes, a la asistencia pública en la clínica San Juan de Dios. También a las cocinas hospitalarias que despachan a personas muy competentes supuestamente para ahorrar dinero; si ese servicio público funcionaba bien hasta ahora, ¿para qué lo destruyen? no creo que se pueda ahorrar dinero, privatizando ese servicio (con la misma calidad), y más si la empresa tiene que ganar dinero, no solo es vergonzoso sino insultante, intentar recortar dinero en la alimentación de pacientes, cuando me imagino que la alimentación de los pacientes tendrá que ser de muy buena calidad, equilibrada y controlando las dietas.

Pues por lo visto la privatización de las cocinas ha sido todo un desastre en todos los sentidos con solo haber empezando a servir, el hospital Virgen de Camino, ya veremos cuando dentro de pocos días, empiecen con el Hospital de Navarra y Ubarmin. Y no hablamos de pequeñas incidencias comprensibles que suelen pasar en el comienzo de un restaurante, taller o fábrica que no tiene importancia las consecuencias…..estamos hablando de problemas a pacientes, que en este área de servicios no se puede permitir ni justificar, siendo más grave si cabe, cuando se quiere justificar este caos con frases como: tenemos que adaptarnos con las comidas al gusto de los navarros poco a poco, como la nueva empresa es de la comunidad Valenciana, a nivel de comidas no creo que sea aconsejable que a los pacientes, se les ponga para comer por ejemplo: alubias rojas con tocino y guindillas, cordero en chilindrón y queso fuerte de oveja (que es de nuestra tierra), como a nivel de horario del reparto de comidas, que yo sepa Pamplona y Valencia tienen el mismo horario, así que aquí no comemos más tarde……

Lo único que les falta es, poner un economato en hospitales, pero no quiero dar ideas, ahora el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, defiende a la nueva empresa y culpa el mal servicio, a sindicatos y a los trabajadores a no colaborar con la empresa privada, cuando si algo funciona bien en hospitales es por los trabajadores.

La parte positiva que tiene la sanidad pública en Navarra, siempre han sido sus trabajadores en general, ya que han trabajado para el paciente durante muchos años, con la misma profesionalidad, dedicación y sacrificio pese a todo tipo de adversidades, con contratos de 6 meses, de 1 mes, incluso de 2 días (y en fechas no muy favorables), no se les ha notado en su servicio ni la congelación de salario, ni los recortes de pagas, ni el aumento de trabajo por la falta de sustituciones incluso de medios, aguantando a familiares de pacientes comportamientos impresentables….y ahora están en la calle defendiendo sus derechos, pero también nuestra sanidad pública como los trabajadoras/es de la clínica de San Juan de Dios.

¡Cuida tu salud, defiende la sanidad pública!

Murrizketarik ez!

Artikuluak
Josu Iraeta
2014/07/30
Jesus González Pazos
2014/07/29
Gutunak
Ibon Etxezarreta
2014/07/29
Xabier Pérez Herrero I Irun
2014/07/28
Juantxo Carrascosa
2014/07/28
Txumai Iturria, Javier Berrojalbiz, Itxaso Perez, Iñaki Uruburu | ESAITeko mendi martxa
2014/07/28