Alertan de un empeoramiento de la salud de Xabier López Peña

La situación del preso político vasco Xabier López Peña ha empeorado gravemente, según ha podido saber NAIZ de fuentes de sus allegados. Su abogada, Yolanda Molina, ha confirmado la extrema gravedad del caso.

NAIZ.INFO|BILBO|2013/03/28 20:38|0 iruzkin

Fuentes de los allegados de Xabier López Peña han informado a NAIZ de que el estado de salud del preso ha empeorado notablemente en las últimas horas.

La abogada de López Peña, Yolanda Molina, ha podido verle durante esta tarde en la Unidad de Vigilancia Intensiva donde permanece ingresado y, posteriormente, ha confirmado la extrema gravedad de la situación del preso.

Tras tener conocimiento de estos últimos acontecimientos, el movimiento Herrira ha insistido en la necesidad de poner en libertad tanto a López Peña como al resto de presos políticos aquejados de graves enfermedades.

La primera noticia en relación al caso del preso nacido en Galdakao trascendió este miércoles, cuando Etxerat dio a conocer que López Peña está hospitalizado desde el pasado 11 de marzo por «una grave afección cardiovascular».

Ese día fue trasladado desde la cárcel francesa de Fleury al hospital de Corbeil-Essone, y dos días después lo llevaron al Pitié-Salpêtrière, otro centro de París, donde fue intervenido quirúrgicamente, una intervención durante la cual se produjeron complicaciones que dieron lugar a un derrame cerebral.

Falta de información

La asociación Etxerat expresó su preocupación por «la falta de información que han tenido los familiares» durante estos días, en los que afirmaba que «ha estado desaparecido». En concreto, indicó que del día 11 al 19 no hubo noticia alguna de López Peña, «ni siquiera sabían que estaba ingresado en un hospital».

Los allegados descubrieron la situación por «la alarma que dieron sus compañeros presos políticos vascos, ya que estaban preocupados porque no volvía a prisión. Así, sus familiares y abogados empezaron a investigar dónde se encontraba y pudieron saber en qué hospital estaba».

También tras el día 19, apunta Etxerat, «se les ha negado todo tipo de información» y«ha sido muy costoso para ellos poder estar con él». La asociación de familiares espera, por tanto, que «de aquí en adelante tanto el hospital como la prisión den correctamente los pasos que tengan que dar» con el preso.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK