Las instituciones firman un convenio para regenerar la gran zona ferroviaria de Irun

El Ayuntamiento de Irun, Adif, la Diputación de Gipuzkoa y Gobierno de Lakua han rubricado esta tarde un convenio para la regeneración urbana y desarrollo en el ámbito de la actual playa de vía ferroviarias. El proyecto contempla la reurbanización de más de 64.000 metros cuadrados.

Naiz|Irun|2019/01/16
Irun
Los representantes institucionales posan con las vías como fondo. (@jasantano)

En el acto ha estado presente el ministro español de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha recordado que «este no es un proyecto nuevo, hace once años el ministro José Blanco ya suscribió un protocolo que preveía el soterramiento y la cubrición de las vías que hoy dividen la ciudad», pero ha incidido en que «la crisis económica obligó a postergar las actuaciones hasta hoy».

«Todo este tiempo ha servido para perfeccionar y mejorar» aquel plan inicial, ha añadido, que supondrá una «revolución social y económica», pues contempla la reurbanización de más de 64.000 metros cuadrados ganados, en buena medida, al espacio ferroviario en desuso.

El convenio aboga por articular la trama urbana actual y futura a través de la permeabilización y el soterramiento parcial de la línea ferroviaria Donostia-Hendaia. Además, se van a estudiar las actuaciones que impliquen la mayor permeabilidad del trazado ferroviario dependiente del Gobierno autonómico, el Topo.

También se va a modificar la explotación ferroviaria para trasladar la regulación del tráfico de mercancías y de estacionamiento de vagones que hoy se desarrolla en la zona de Vías Viejas Al respecto, el responsable del Departamento ha señalado que ya se han desafectado 34.000 metros cuadrados de suelo de Adif para facilitar la integración ferroviaria en la ciudad.


Los recursos económicos que se obtenga de los aprovechamientos urbanísticos de los suelos liberados se reinvertirán, por su parte, en el desarrollo de los proyectos e implantación de la nueva estación ferroviaria internacional. «Nuestro objetivo es lograr una mejora sustancial de este espacio neurálgico de la ciudad, integrando los usos terciarios, de industria de alta tecnología y residenciales, e incorporando zonas verdes», ha destacado Ábalos. Esta actuación supone una inversión estimada de unos 30 millones de euros: 23 para la nueva estación y más de 7 para la adecuación de su entorno.

Tapia insiste con el TAV

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha destacado que «es imprescindible fomentar una mejor integración de la línea del Topo en el entorno urbano de Irun. Estamos trabajando para que el ferrocarril deje de ser una barrera que divide la ciudad, para convertirse en espacio de oportunidad, un elemento que permita unir diferentes barrios o núcleos urbanos que hasta ahora han estado sin conexión».

Para la consejera, «con la llegada de la Alta Velocidad, Euskadi se va a convertir en actor relevante del Corredor Ferroviario Atlántico, e Irun en un nodo estratégico de conexión con la península».

El alcalde, José Antonio Santano, por su lado, ha destacado que la ciudad siempre ha estado muy vinculada al ferrocarril. «Irun quiere seguir siendo una referencia en el ferrocarril en el siglo XXI», ha defendido, al tiempo que ha destacado la importancia de recuperar espacios para la localidad con una actuación «vanguardista, estratégica y sostenible».

En ese sentido, ha apuntado que el proyecto permitirá contar con un «distrito urbano innovador», con espacios para grandes empresas y también para «el ocio y la vida», con los que «coser la brecha urbana que dibujan hoy las vías».