Felipe VI renuncia a su herencia personal y elimina la asignación oficial de Juan Carlos de Borbón

El rey español Felipe VI ha decidido renunciar a la herencia de su padre Juan Carlos de Borbón «que personalmente le pudiera corresponder», según ha anunciado este domingo la Casa del Rey en un comunicado, en el que también avanza que este último deja de percibir la asignación que tiene fijada en los presupuestos.

NAIZ|MADRID|2020/03/15
Rey
Felipe de Borbón, en una imagen de archivo. (Jaime REINA | AFP)

Felipe de Borbón ha renunciado también «a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona», añade.

El Palacio de la Zarzuela ha emitido este comunicado a raíz de las informaciones publicadas por varios medios respecto a que el monarca español aparece como beneficiario de dos fundaciones llamadas ‘Zagatka’ y ‘Lucum’.

En el primer caso, afirma que el rey lo desconocía, pero que en tal caso renuncia a ella; en el segundo, que tuvo conocimiento por un despacho de abogados en marzo de 2019 y que en abril compareció ante notario para manifestar que había dirigido una carta a su padre para que «si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum, dejara sin efecto tal designación, manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad».

El comunicado afirma también que Juan Carlos de Borbón ha pedido «que se haga público» que «de las dos fundaciones anteriormente citadas en ningún momento facilitó información» a su hijo y que ha designado para su representación al abogado Javier Sánchez-Junco Mans que, «en el ejercicio del derecho a la defensa, será a partir de este momento quien proceda a dar cuenta públicamente de las informaciones que le puedan afectar».