El alquiler de cada coche camuflado de la Ertzaintza cuesta 41.175 euros

El Gobierno de Lakua renovó a finales de 2012 el contrato de arrendamiento de 603 vehículos sin distintivo destinados a la Ertzaintza. Con la adjudicación inicial en 2006 y la renovación actual, su coste total asciende a 24,8 millones de euros. Aunque son distintos modelos con diferentes precios, la media es de 41.175 euros y no son en propiedad. La Ertzaintza tiene también otros coches comprados en 2009. El más caro, un Volkswagen Passat, costó 22.921,27 euros.

@gara_iiriondo|GASTEIZ|11/03/2013 06:35|4 commment
20130311_patxi_lopez
El exlehendakari Patxi López, en una imagen de archivo. (Raul BOGAJO/ARGAZKI PRESS)

El Departamento de Seguridad, entonces de Interior, cuenta desde 2006, con un parque de 603 vehículos sin distintivo destinados a la Ertzaintza. La adjudicación inicial de la Consejería que dirigía Javier Balza se realizó en octubre de 2006 a la empresa Leaseplan Servicios SA, por un importe máximo de 15.600 euros.

El 22 de octubre de 2012, al día siguiente de las elecciones autonómicas, el Departamento de Idoia Mendia procedió a la renovación de dicho contrato, por un coste de 9.228.814 euros.

Se trata de una fórmula de arrendamiento de los vehículos, con derecho final a compra, que se hizo inicialmente por cinco años y que se ha extendido ahora por otros tres. El coste acumulado en este tiempo es ya de 24.828.814 euros.

El Gobierno de Patxi López presentó la operación como una medida de ahorro, basada en alargar la vida útil de los vehículos. Evidentemente, renegociar el contrato de arrendamiento resulta más barato que la adquisición de nuevos vehículos. Sin embargo, no es menos cierto, que por unos coches que ahora tienen ya más de cinco años de antigüedad se está pagando una media de 41.175 euros.

Los modelos son variados. Según una reciente respuesta enviada por el Departamento de Hacienda al parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, hay desde modelos pequeños como el Ford Fiesta o el Seat Ibiza, a turismos medianos, del tipo Peugeot 307 o Opel Astra, y modelos de gama alta como Citroën C5 y Volkswagen Passat.

El refuerzo se paga aparte

Otro de los motivos aducidos por el Gobierno de Patxi López en su día y repetido ahora por el de Iñigo Urkullu para justificar la extensión del contrato, es que muchos de estos coches tienen integrados ya parabrisas y cristales antivandálicos, equipamiento electrónico y emisoras.

Todos estos equipamientos, sin embargo, no van incluidos en el contrato de arrendamiento, sino que se pagan aparte. Por ejemplo, en abril de 2008 se adjudicó un contrato para el suministro e instalación de vidrios de seguridad en esto tipo de vehículos que costó 1,35 millones de euros.

Compra por 2,2 millones

Pese a lo aducido por el Gobierno, cuando el Departamento de Interior de Javier Balza se vio a primeros de 2009 en la necesidad de dotarse de nuevos vehículos sin distintivo, optó por la compra, con un presupuesto de 2,2 millones de euros.

Los precios obtenidos oscilaron, según modelos, entre el más barato de 17.007,34 euros, por un Seat León MY 1.9 TDI Lifestyle Eco, y el más caro de 22.921,97 euros, por un Volkswagen Passat Editio Plus 2.o. Como se ve, casi la mitad del arrendamiento por ocho años del resto de coches camuflados.