El G20 acuerda crear un marco global para reducir los residuos plásticos marinos

Los ministros de Energía y Medioambiente de las 20 primeras economías mundiales han acordado crear un marco internacional que pida a los países miembros que adopten, de forma voluntaria, medidas para reducir el vertido de residuos plásticos al océano, un problema medioambiental urgente. Según el acuerdo, los miembros del G20 se comprometen a reducir los desechos plásticos, pero no dan muchos detalles de cómo lo harán.

NAIZ|16/06/2019
Durban
El puerto de Durban, un mar de plástico. (AFP)

La contaminación marina «es un asunto que requiere acción urgente dado su impacto negativo en los ecosistemas marinos, su subsistencia (...) y potencialmente la salud humana», señala la declaración adoptada por los ministros de Energía y Medioambiente del G20 al término de su reunión de dos días en la ciudad de Karuizawa, en la región montañosa japonesa de Nagano.

Cada año se producen cerca de 300 millones de toneladas de residuos plásticos, de los cuales ocho millones de toneladas acaban en los océanos, según datos de Naciones Unidas (ONU), que en muchos casos acaban en el estómago de los peces y por ello en el de los humanos, lo que lo convierte en un problema medioambiental apremiante.

La adopción de medidas se postula, no obstante, como voluntaria (cada país deberá informar sobre el avance de las mismas), y pese al acuerdo en dicha materia, los ministros del G20 no se han mostrado en sintonía en todos los temas, como es el caso del cambio climático.

Estados Unidos, que se retiró del acuerdo sobre cambio climático alcanzado en París en 2016, se ha negado a respaldar el compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El documento adoptado hoy sugiere, por ello, que los países del G20, a excepción de EEUU, se comprometen a implementar plenamente el acuerdo, que busca mantener el aumento global de las temperaturas por debajo de 2 grados Celsius a finales de siglo respecto a niveles preindustriales para mitigar el impacto climático.

Garantizar el suministro energético

En materia energética, los ministros del G20 han destacado la necesidad de reforzar la cooperación internacional para garantizar un suministro energético estable, después de que dos cargueros de crudo fueran atacados este jueves en el golfo de Omán –aunque no cita explícitamente el incidente–, y señala la importancia de que exista una «infraestructura energética confiable para evitar interrupciones en el suministro» y haya una «diversificación de fuentes de energía, proveedores y rutas, y la facilitación de mercados abiertos, flexibles, transparentes, competitivos, estables y fiables».

Se espera que estas resoluciones sean tratadas en la cumbre del G20 del 28 y 29 de junio en Osaka (oeste).

El grupo del G20 está compuesto por Argentina, Australia, Brasil, el Reino Unido, Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.

RELATED NEWS