El prefecto dice estar dispuesto a hablar sobre las concentraciones no autorizadas del domingo del G7

Entre las acciones organizadas dentro de la programación de la contracumbre del G7, tanto los actos entre el martes y el viernes como la manifestación del sábado están autorizados por la Prefectura. No es el caso de las concentraciones previstas para el domingo, sobre las que Eric Spitz ha dicho estar abierto a dialogar.

Idoia Eraso|13/08/2019 15:12
Prefecto
El prefecto de Pirineos Atlánticos, Eric Spitz. (Guillaume FAUVEAU)

En una comparecencia realizada este martes ante la prensa en Baiona, el delegado del Gobierno franceés Eric Spitz ha respondido a las preguntas de los periodistas sobre diferentes aspectos de la cumbre del G7 que se celebrará en Biarritz entre el 24 y el 26 de agosto, y las diferentes acciones programadas por los organizadores de la contracumbre entre el 21 y el 25 del mismo mes.

Dentro de la programación que dieron a conocer ayer los organizadores de la contracumbre G7EZ! y Alternatives G7, habrá tres acciones que se celebrarán antes y durante la cumbre internacional. En primer lugar tendrá lugar la contracumbre entre Hendaia e Irun, entre el miércoles 21 y el viernes 23 de agosto, a las que seguirá una manifestación el 24 entre ambas localidades.

La tercera acción se celebrará el domingo entre las 12:00 y 16:00, y está previsto realizar siete concentraciones en los alrededores de Biarritz, en la zona en la que el prefecto ha recordado que hay «un perímetro de seguridad que hemos delimitado desde el principio, en el que no deben de celebrarse manifestaciones».

A través de estas acciones de protesta no violenta se prevé crear una «zona Arco Iris», en la que se incluirían una movilización en Biarritz, una en Baiona, una en Bidarte y cuatro en Angelu. Según los organizadores se trata de «concentraciones insumisas ante la prohibición de manifestarse».

En este sentido el prefecto ha declarado que no han recibido ninguna petición para autorizar dichos actos. «Todavía estoy abierto a la negociación y al debate, y espero que me den garantías para que se desarrolle pacíficamente».

Por el contrario ha dejado bien claro que si se trata de unas concentraciones sin autorización, no permitirá que se celebren, tratándose de una zona en la que no se pueden realizar protestas. Lo ha matizado apostillando que «si se trata de puntos de manifestación pacíficos, estáticos, en sitios que no suponen problemas estratégicos, podemos hablar».

Spitz ha recordado las negociaciones que se han llevado a cabo entre los delegados del Gobierno y los representantes de los colectivos G7EZ! y Alternatives G7. En este sentido ha afirmado que las acciones de ese domingo 25 no estaban en las negociaciones, y que «se ha incluido recientemente».

Al igual que lo hicieron los organizadores de las acciones de protesta ayer, el prefecto también ha tratado de hacer llegar un mensaje de serenidad: «No estoy inquieto por la contracumbre, la presencia policial será discreta si todo va bien».

Cooperación con la Ertzaintza

Uno de los problemas que se prevén para los días de la cumbre y los precedentes son los embotellamientos en el paso por la autopista entre Irun y Biriatu. El prefecto ha declarado que se han puesto de acuerdo con el Gobierno de Lakua para instar a que se evite pasar por allí entre el 23 y el 26 de agosto, un mensaje que ya están reiterando distintas instituciones, incluida la DGT estatal.

También ha informado de que «nos hemos puesto en contacto con las autoridades españolas marroquíes y portuguesas para que en estos días de retorno de las vacaciones se prioricen otras vías». 

RELATED NEWS