Gasteiz activa la planta de tratamiento en Gardelegi para evitar que llegue lindano al Zadorra

El Gobierno local de Gasteiz ha aprobado el trámite requerido para poner en marcha la planta de tratamiento del lixiviado afectado por lindano en el vertedero Gardelegi, un pesticida cancerígeno que termina en las aguas del río Zadorra.

NAIZ|GASTEIZ|20/09/2019 12:10
Tresponde
El Zadorra a su paso por Tresponde, en Iruña Oka. (Jaizki FONTANEDA)

La Junta de Gobierno local de Gasteiz ha aprobado hoy el trámite que permite el inicio de la explotación de la planta de tratamiento del lixiviado afectado por lindano en Gardelegi, que en la actualidad acaba en las aguas del río Zadorra.

En un comunicado, el Gabinete de Gorka Urtaran ha señalado que los controles realizados sobre la calidad del agua del río Zadorra venían poniendo de manifiesto la existencia de un foco de contaminación en los lixiviados del vertedero de Gardelegi, lo que acababa generando un vertido de la EDAR de Krispiña con presencia de isómeros de hexaclorociclohexano (HCH), uno de los cuales es el denominado lindano.

Para poder eliminar el HCH del lixiviado antiguo del vertedero de Gardelegi, se realizó un estudio sobre las diferentes alternativas de tratamiento para este contaminante a fin de seleccionar aquella que permitiera obtener los rendimientos de depuración suficientes teniendo en cuenta las características del lixiviado.

Así, se sacó a licitación la construcción de esta instalación, una depuradora, que permitirá tratar los lixiviados a través de un tratamiento de carbón activo y de filtros de arena. Además, el Consistorio también va a colocar en el vertedero las infraestructuras necesarias para el aforo, bombeo y conducción del lixiviado en cuestión, situado bajo tierra, hasta la ubicación de la planta depuradora.

La planta ocupa un espacio de unos 110 metros cuadrados y está situada en el interior del vertedero, muy cercana a su acceso por carretera. Consta de un primer depósito de almacenamiento, con una capacidad de 100 metros cúbicos para la laminación de diez horas de funcionamiento.

Para proceder a iniciar la puesta en marcha de la instalación (aforo, bombeo y tratamiento) y su posterior explotación, se han incorporado esas tareas en el contrato general de explotación del vertedero, como una instalación más del mismo. El presupuesto para el primer año de explotación ascienda a 190.792,91 euros.