Espanyol y Granadilla escenifican en Barcelona el inicio de la huelga del fútbol femenino

Las jugadoras del Espanyol y de Granadilla Tenerife escenificaron ayer el inicio de la huelga indefinida en la máxima categoría del fútbol femenino al no presentarse en Barcelona al primer partido de la novena jornada.

NAIZ|16/11/2019
Chicas
Campo del Espanyol a la hora en que estaba previsto el partido. (RCD ESPANYOL)

Según explicaron fuentes del Espanyol, ninguna jugadora de su plantilla se presentó en el complejo deportivo blanquiazul.

De hecho, desde el club solo se esperaba la comparecencia de una de las capitanas, Paloma Fernández, para atender a los medios de comunicación a partir de las 13.30 horas, una vez levantada el acta arbitral.

Las jugadoras rivales, de la UD Granadilla Tenerife, tampoco se presentaron al partido. No llegaron a viajar desde Tenerife a la capital catalana.

De este modo, las futbolistas de Primera División dieron por comenzada la huelga indefinida en su lucha por un convenio colectivo que regule sus condiciones laborales.

Acta arbitral

El acta arbitral presentada por Beatriz Cuesta, como árbitra principal del Espanyol-Granadilla Tenerife, recoge la suspensión del partido, por «retirada o falta colectiva» de las jugadoras de ambos equipos.