El expresidente Archanco niega amaños de Osasuna aunque admite un pago al Betis por ganar

El exgerente de Osasuna Ángel Vizcay ha afirmado, en el juicio que se está llevando a cabo en Iruñea, que se pagó garantizar resultados que supusieran la salvación del equipo del descenso. El expresidente Archanco ha negado amaños posteriormente, admitiendo solo un pago a terceros.

NAIZ|21/01/2020
Vizcay
Ángel Vizcay, entrando ayer en la Audiencia de Iruñea. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

El expresidente de Osasuna Miguel Archanco, quien ha comparecido en el juicio que se sigue en la Audiencia de Nafarroa por presunto amaño de partidos y diversas iniciativas corruptas, ha afirmado que todas las retiradas de dinero en efectivo de 2012 a 2014 se hicieron a iniciativa del entonces gerente del club, Ángel Vizcay.

El expresidente, quien ha exculpado de toda responsabilidad al extesorero Sancho Bandrés, su sobrino político, ha manifestado que la única ocasión en la que se hizo un pago a otro equipo fue al Betis por ganar al Valladolid en la temporada 2013-2014, en la que Osasuna terminó descendiendo.

En esa temporada, ha explicado, Osasuna vio «las orejas al lobo»  en la jornada 36 y se habló en la junta de las medidas a adoptar para salvar al club. Se planteó en concreto proponer a los jugadores del Betis una prima de 400.000 euros por ganar al Valladolid «para garantizarnos por lo menos más futuro» en la Liga.

Para realizar el pago «se presta voluntariamente el señor Vizcay en esa reunión», ya que «conocía una persona en el Betis», en concreto al utillero, ha indicado Archanco, quien ha afirmado desconocer a quién se entregó el dinero o de qué forma se hizo el pago.

Ha señalado que es «total y absolutamente incierto» que se hicieran pagos al Espanyol (1-1 en Cornellá en la penúltima jornada, lo que no le servía a Osasuna), al Betis para que perdiera con El Sadar el último o a cualquier otro equipo.

Archanco señala a Tebas

Sí ha opinado que esa temporada pudo haber acuerdos entre el Granada y el Valladolid. Y en este punto ha implicado incluso al presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, que en este asunto ha mostrado un claro afán de convertir a Osasuna en chivo expiatorio. Es la declaración del exgerente Vizcay, grabada por la LFP, el principal desencadenante del sumario judicial.

Según ha dicho Archanco, Tebas cruzó mensajes esos días con los presidentes de Granada y Valladolid, y el resultado fue que el 0-1 producido en su partido condenó a Osasuna al descenso.

Al margen de ello, Archanco ha manifestado que las decisiones económicas importantes, como la contratación de jugadores o las obras en el estadio, se trataban con la secretaría técnica (el director financiero Jose Gómez, el contable Tomás López y el gerente Ángel Vizcay), que tenían «unos criterios establecidos por la junta sobre las inversiones».

Sobre el efectivo procedente de las taquillas o la tienda del estadio, ha aseverado que Vizcay, López y Gómez tenían una caja de seguridad y además en el despacho de presidencia «había una caja enorme» con una llave «que yo no la manejé nunca«.

Ha apuntado que tampoco llegó a utilizar la caja fuerte del área de contabilidad, que manejaba la secretaría técnica, y cuando se utilizaba ese dinero en efectivo no sabía «en absoluto» para qué era.

La retirada de dinero en efectivo, ha agregado, se hizo siempre por «peticiones expresas hechas por el señor Vizcay para temas concretos y obligaciones del club». Tras recibir las correspondientes explicaciones cuando eran cantidades superiores a 100.000 euros, ha dicho, «yo se las firmaba».

Archanco, quien ha reconocido que en el club se pudieron tomar decisiones «a sus espaldas», según la expresión utilizada por la fiscal, ha sostenido que desconoce el motivo de otros reintegros que pudiera sacar el gerente: «Es muy difícil controlar esas cantidades que se han percibido en efectivo y que no has firmado».

Vizcay habla de pagos desde antes

Antes, la declaración de Ángel Vizcay en el juicio ha resultado sustanciosa. A preguntas del fiscal ha afirmado que se pagaron en 2013 150.000 euros al Real Valladolid por ganar al Deportivo de A Coruña, y otros 15.000 al Betis para ganar al Celta. Asimismo, ha declarado que se le dieron otros 400.000 al Getafe para que no venciera en El Sadar.

«Todos esos destinos de dinero se hablaron y se decidieron en la junta directiva», ha añadido Vizcay en lo que aparenta ser una estrategia de defensa destinada a eludir su responsabilidad en los pagos. En esta línea ha llegado a manifestar que a pesar de ser el gerente de Osasuna durante 24 años no tuvo responsabilidad económica aunque su firma aparece en numerosos documentos.

Según el relato de Vizcay, la junta directiva acordó que estas gestiones las hiciera el entonces directivo Ángel Peralta, pero que el gerente le acompañase ante las sospechas de que el dinero empleado el año anterior con un fin similar no llegase a su destino.

En su declaración, Vizcay también ha relatado que su confesión de los hechos ante la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se realizó de manera voluntaria y ha rechazado que el presidente de este organismo, Javier Tebas, dispusiera de información comprometida sobre su vida privada para obligarle a sacar a la luz estos hechos.

Vizcay también ha implicado a jugadores rojillos en los amaños de partidos, citando expresamente a Vasiljevic, Sisi y Damià. 

RELATED NEWS