0 comments

Las desescaladas en las residencias de mayores

Las residencias de mayores serán las últimas en la desescalada. También hay un plan para ellas. Consiste en tener a todos los repollos metidos en los armarios, como ropa vieja, hasta que alguien tenga la lucidez de preguntar si no será cuestión de que les dé un poco el aire no vaya a ser que cuando abran el armario a falta del virus se los hayan comido las polillas.
A cierta edad, cuando las habitaciones se transforman en celdas las residencias se convierten en manicomios.

/