19/04/2019

Pla vuelve a Hendaia pendiente de una euroorden anterior a Aiete

David Pla abandonó por la mañana la cárcel de Osny y al anochecer fue recibido por amigos y familiares en un acto llevado a cabo en una sociedad de Ziburu. Pla fue detenido junto a la también miembro de ETA, Iratxe Sorzabal, en setiembre de 2015, en Baigorri, localidad a la que ambos acudieron para debatir con agentes vascos sobre el devenir de ETA. Pla podrá esperar en su casa de Hendaia a que se resuelva una euroorden activada «in extremis» por Madrid.

Maite UBIRIA BEAUMONT|ZIBURU
0419_eh_pla

Rodeado de sus familiares, David Pla llegó pasadas las 21.00 a la sociedad de Ziburu en la que le aguardaba un nutrido grupo de allegados, muchos procedentes de Nafarroa, para darle un abrazo de bienvenida.

El iruindarra fue excarcelado por la mañana desde la prisión parisina de Osny, a cuyas puertas le esperaban sus padres, su compañera y sus hijos.

Portavoz de Jarrai en Nafarroa en los 90 e integrante de la lista de HB al Ayuntamiento de Iruñea en 1995, Pla fue detenido en 2000 en Zaragoza junto a Aitor Lorente, tras lo que cumplió condena hasta 2006.

Pla fue detenido por última vez en setiembre de 2015, en Baigorri. El arresto se produjo en una casa rural de la localidad bajo-navarra a la que había acudido, al igual que la también militante de ETA Iratxe Sorzabal, a mantener contactos con agentes vascos en relación al futuro de la organización.

Así lo confirmaron ambos en el juicio por el que fueron condenados, el pasado 5 de febrero, a cinco y siete años de prisión, respectivamente. Ya anteriormente, el ya expreso se había pronunciado sobre lo ocurrido en Baigorri en la entrevista que publicó GARA el 15 de diciembre de 2015, en la que confirmó que seguía siendo miembro de la interlocución designada por ETA.

Pla ofreció, además, una somera explicación de las gestiones realizadas desde Aiete, incluidos los dieciséis meses que la delegación designada por ETA estuvo en un país europeo, con la aprobación –primero, con Zapatero– y el consentimiento –después, con Rajoy– de Madrid y bajo protección de un Gobierno, aunque evitó confirmar que se tratara de Noruega.

Según su relato, allí mantuvieron encuentros con una docena de personalidades internacionales y, al final, llegó incluso un enviado del Gobierno del PP al que, de regresó a Madrid el mismo Ejecutivo que lo había enviado no quiso ni recibir.

Euroorden de Sorzabal

Precisamente ayer se confirmó que Iratxe Sorzabal, detenida junto a Pla, deberá esperar al 5 de junio para saber el desenlace de la tercera orden de arresto europea presentada por la justicia española en su contra.

Por su parte, el de Etxabakoitz, una vez cumplida la pena que le fuera impuesta, y tras sortear una orden de expulsión y hasta la pretensión de un fiscal de que esperara entre rejas a la resolución de una euroorden antigua presentada «in extremis» por Madrid, pudo dormir anoche en su casa en Hendaia.

Esa euroorden para la que, según confirmó a GARA la abogada Xantiana Cachenault ni se ha fijado vista tiene fecha de 2011, aunque fue activada hace un par de meses, tras hacerse pública la sentencia contra Pla y, por lo tanto, su fecha de excarcelación. Los hechos reportados en la misma son los mismos por los que Pla fue arrestado en Hendaia, en 2010, para quedar después en libertad y sin cargos.

Casi al mismo tiempo de activarse esa orden que precede al nuevo tiempo abierto con la Conferencia de Aiete, a Pla le fue comunicada una prohibición de estancia en territorio galo con validez de un año emitida por la prefectura de Val d'Oise, de la que depende la prisión de Osny.

Esa orden administrativa fue contestada por la defensa de Pla, que está a la espera de que la Corte de Apelación de Versailles determine la fecha para la vista del recurso. Con posterioridad a la notificación de ese primer procedimiento, el navarro recibió una segundo apercibimiento de la misma Prefectura, esta vez correspondiente a una prohibición definitiva de estancia en territorio francés.

Sin embargo, ese segundo procedimiento quedó finalmente descartado ya que, pese a la posición de bloqueo de la Fiscalía, el tribunal tuvo en cuenta el «nuevo contexto» derivado de la desaparición de ETA y el arraigo familiar para permitir a Pla retornar a Hendaia.

En todo caso, el ya expreso deberá respetar medidas de control judicial hasta la celebración del juicio relativo al citado mandato de arresto europeo.

VIEJO PROCEDER


Coincidiendo con la sentencia de cinco años contra Pla, que auguraba su inminente salida, la Audiencia Nacional española relanzó una euroorden por hechos anteriores a 2011 y que en su día no desembocaron en causa judicial en Francia

NUEVO CONTEXTO


El tribunal que rechazó la prohibición definitiva de estancia en territorio galo tomó en cuenta el arraigo familiar y el «nuevo contexto derivado del final de ETA» para permitir a David Pla retornar a su domicilio en Hendaia