17/06/2019

Reportage
 
UNA PLATAFORMA SOLIDARIA PARA DAR MAYOR VISIBILIDAD AL TERCER SECTOR

Cuatro jóvenes vizcainos han desarrollado y lanzado Donowe, una plataforma para donar a causas solidarias de forma directa y segura. Ése es el primer paso de un proyecto que quiere incorporar múltiples servicios, para que las entidades se centren en su labor.

Maitane ALDANONDO
0610_eko_donowe

Donowe es una startup social creada por cuatro emprendedores vizcainos y apoyada por la incubadora de negocios digitales Demium Startups. Su objetivo es ayudar a organizaciones sin ánimo de lucro a conseguir el apoyo necesario para llevar a cabo sus proyectos. Inicialmente, la plataforma permite la donación directa a las causas presentes en la misma, pero en un futuro quiere ampliar sus servicios, de forma que las organizaciones participantes puedan centrarse en su labor social.

Ramón Abaitua, Iñigo del Hoyo, Vidal Escalante y Samuel Vidal se conocieron en enero a través de Demium Startup, una incubadora que pone en contacto a personas interesadas en emprender y les propone ideas que adaptan a sus intereses. Del Hoyo es el director general y recuerda que buscaban «algo que nos motivase, que tuviésemos ganas de dedicarle tiempo, y que en un futuro fuese nuestro sustento». Además, compartían una inquietud: crear un proyecto tecnológico que genere beneficio social. Sus perfiles son diversos y complementarios, de forma que cada uno ha tomado la responsabilidad que mejor le encajaba.

Tras semanas de trabajo en Bilbao Berrikuntza Faktoria, a finales de mayo lanzaron la plataforma Donowe que aúna a organizaciones del tercer sector con personas colaboradoras. A partir de dos euros cualquiera puede contribuir a las causas presentes, solo tiene que registrarse previamente con una dirección de correo electrónico. La donación se lleva a cabo a través de una pasarela de pago, «un sistema seguro, fácil y trasparente», y el importe íntegro llega a la causa.

Transparencia y compromiso

Esa es la funcionalidad básica, pero la visión de sus responsables es clara: aspiran a responder a todas las necesidades de comunicación y captación de estas entidades, de forma que «sea tan fuerte que con estar presentes en la plataforma ciertas organizaciones ya tengan cubiertas las necesidades que no son la propia acción social». En ese sentido, su cliente objetivo son las pequeñas organizaciones del tercer sector, ya que por su tamaño tienen «menor difusión y capacidad de aprovechar las herramientas digitales». Para ello, irán incorporando servicios, como la generación automática de documentación para desgravaciones fiscales, de donde proviene la monetización de Donowe, aunque Del Hoyo matiza que «será en base a un beneficio conseguido. Si nosotros no hacemos bien nuestro trabajo, no hay una comisión que cobrar».

La sostenibilidad económica de la plataforma se basará en patrocinadores, fundaciones y empresas que quieran colaborar. «El objetivo es generar sinergias y que los costes se puedan abaratar en el futuro», explica Del Hoyo. En ese sentido, las empresas son «el terreno por conquistar». Compañías que valoren la acción social, comprometidas con la responsabilidad social corporativa. Pondrán en contacto a ambas partes a través de encuestas y automatizarán las contribuciones en la plataforma; pero en ningún caso les obligarán a colaborar, si no quieren. Gracias a esas colaboraciones lograrán una mayor visibilidad y, además, podrán ofrecer a los donantes experiencias con esos sponsors o gente famosa, productos de la organización... como «un valor añadido a la satisfacción personal de haber contribuido».

De cara al 2020 quieren introducir la tecnología de cifrado blockchain, con el fin de que «tanto la plataforma como las organizaciones que estén en ella sean lo más transparentes posibles y si estamos gestionando pagos tienen que ser transparente también». El punto final para completar su oferta será un apartado para el voluntariado, similar a las aplicaciones de empleo, donde las organizaciones podrán exponer sus necesidades y los voluntarios crear perfiles e inscribirse. Es decir, «cumplimentar todas sus necesidades, desde la captación de capital hasta los voluntarios, que son el músculo de una organización», resume Del Hoyo.

La acogida por parte de las entidades está siendo buena. Actualmente cuentan con una decena de proyectos solidarios de Hego Euskal Herria, de diversa temática como adopción de animales, inserción laboral o Go Maialen, uno de los tres casos de Síndrome de Donohue en el mundo. Todas las organizaciones interesadas en participar, así como las personas que quieran conocer mejor este proyecto, pueden contactar con los responsables a través de las vías que aparecen en la web www.donowe.com.