24/08/2019

A confirmar el buen camino

El equipo rojiblanco tratará de demostrar en Getafe que en la victoria ante el Barcelona hubo algo más que una noche afortunada.

Iñaki TELLERIA
0824_kir_p020f01

Campo pequeño y, a pesar de ello, poco público en las gradas, un equpo local sin grandes nombres... son circunstancias que llevan a cometer el error de que se juega contra un rival de talla menor. Ahora bien, si repasamos bien su temporada más reciente veremos que se trata de unos de los equipos más trabajados de la categoría, si no es el que más. Por eso Garitano advierte sobre lo que se avecina esta noche, más todavía si alguien sigue vieviendo en las nubes por haber ganado al Barcelona a las primeras de cambio.

A este partido se presenta el Athletic con buen estado de ánimo y la enfermería prácticamente saneada; no así el Getafe que empezó perdiendo y no tendrá a su delantero refeerencia, Jorge Molina, sancionado.

En cuanto a los convocados por el bando rojiblanco han entrado en la lista los ya recuperados Iñigo Martínez e Ibai Gómez, en tanto que entre los que se cae destaca Balenziaga. La entrada de Iñigo e Ibai –habrá que ver si entran de inicio o si el técnico se limita a darles algunos minutos– supone la salida de Vivian y Sancet, que podrán estar disponibles mañana para el estreno del Bilbao Athletic. En cuanto a los casos de Ganea, Vesga, Kodro y Villalibre parece que el club va a tratar de darles alguna salida porque no entran en los planes de Garitano.

La mano de Bordalás

En el banquillo del rival del Athletic se sentará José Bordalás, el entrenador que no solo subió al Getafe en su primera temporada, sino que en la segunda lo metió en Europa.

El técnico alicantino ha demostrado una gran capacidad para sacar petróleo de sus plantillas. Fue el que ascendió a Primera al Alavés por última vez, hecho lo cual, y de forma sorprendente, el club vasco no le renovó su contrato. Recaló después en el Getafe, una vez comenzada la temporada, con el equipo en descenso a Segunda B y sin haber confeccionado él la plantilla; y fue escalando posiciones hasta jugar el play-off de ascenso y consumarlo.

Esta pasada temporada clasificó al equipo en quinta posición con lo que logró plaza para Europa League. Ahora, tras las dos hazañas, afronta una nueva campaña en el que el de hoy será su primera partido en casa, después de que en la primera jornada no merecieran perder 1-0 con el Atlético de Madrid.

En su comparacencia de ayer, Bordalás declaró respecto al Athletic que es «un gran rival y viene con ese ánimo y esa confianza que te da la victoria. Es un equipo –añadió– que ya experimentó una gran mejoría con la llegada de Gaizka Garitano y ahora sigue siendo difícil. Defienden con mucho orden y tienen calidad con Raúl García, Williams o Muniain. Siempre ha sido complicado, pero nosotros confiamos en interpretar bien el partido», concluyó.

 

«Uno de los más difíciles del año»

Gaizka Garitano considera que el de Getafe es «uno de los campos mas difíciles para sacar algo. Es un equipo que lleva varios años a un nivel alto porque hace muchas cosas bien. Es fuerte físicamente, tiene gente de calidad y exige muchísimo. Creen en lo que hacen y es difícil contrarrestarle», advirtió el entrenador del Athletic.

Garitano elogió además que el madrileño es un equipo «tácticamente perfecto», que imprime a sus encuentros una «intensidad muy grande» tanto en defensa como en ataque. «En el fútbol los equipos buenos son los que manejan los tiempos del partido y el Getafe los maneja de forma perfecta», puntó.

El técnico vizcaíno admitió además ciertas similitudes entre Athletic y Getafe. «Nosotros también somos un equipo fuerte que defendemos bien y presionamos arriba. Los dos hemos demostrado que tenemos un estilo propio. Vamos a ver quién se impone», dijo.

Lo que sí tiene claro Garitano es que muy probablemente van a necesitar marcar al menos un gol para sacar un resultado positivo, ya que los futbolistas que dirige Bordalás «generan mucho, están siempre cerca de tu área y es un equipo muy ofensivo que llega con mucha gente».

«En estos campos –insistió– si no haces gol es difícil mantener la portería a cero con su potencial ofensivo. Hay que intentar hacer buen partido. No cometer errores y, ofensivamente, acertar para hacer cosas, porque ellos no te van a dar facilidades. Hay que hacer bien las dos cosas, defender y atacar», remarcó. GARA

EL EMPATE ES EL RESULTADO MÁS HABITUAL


De los catorce enfrentamientos que han protagonizado estos dos equipos en el Coliseum madrileño, el Getafe se ha impuesto en cinco, el Athletic ha ganado tres y otros seis partidos han terminado con empate.