04/12/2019

Ferraz ya habla de conflicto político en Catalunya
B.Z.
1204_eg_madrid3

Todavía no hay acuerdo, pero la música que suena entre PSOE y ERC dejó ayer nuevas notas. Tanto que la segunda reunión de los equipos negociadores que exploran la investidura de Pedro Sánchez concluyó, a diferencia de la primera, con una partitura conjunta. Ambos partidos firmaron un mismo comunicado de apenas tres párrafos que, sin embargo, registra un cambio de rasante en la posición del PSOE, que necesita el apoyo de Esquerra para llegar al Gobierno.

Concretamente, ambos equipos negociadores señalan en el segundo párrafo del escrito que «se han reafirmado en que hay un conflicto político y que debemos resolverlo políticamente». «En este sentido, han avanzado en la reflexión para activar la vía política buscando los instrumentos necesarios para su encauzamiento», añadieron. La novedad no es menor, dado que es la primera vez en mucho tiempo que el PSOE se aviene a hablar del carácter político del conflicto entre Catalunya y España, dejando de lado la habitual referencia al «problema de convivencia en Catalunya» que, sin ir más lejos, se recoge en el acuerdo firmado con Podemos.

El guiño a Esquerra es, en este sentido, evidente, aunque habrá que ver si suficiente. De momento, ambos partidos quedaron emplazados ayer a una tercera reunión dentro de una semana, el 10 de diciembre.

Además de la referencia al conflicto político, el comunicado también incluyó una referencia al avance «en temas concretos en los que se ha podido constatar que mantienen una sensibilidad social compartida en lo que respecta a la recuperación de derechos civiles, laborales y sociales».

Vascos ante la investidura

Sobre la investidura hablaron también ayer, en diferentes momentos, tanto PNV como EH Bildu, cuyo concurso también puede ser necesario para garantizar la investidura. El jeltzale Aitor Esteban consideró, antes de conocer el comunicado del PSOE y ERC, que «cada día que pasa la investidura se puede complicar más», y añadió que «los tiempos tampoco están para precisar mucho en los acuerdos dada la complejidad». «Estamos hablando con el PSOE y las conversaciones van bien», zanjó.

Desde EH Bildu, por su parte, Mertxe Aizpurua pidió «valentía» a Sánchez. «Hay que aprovechar esta oportunidad histórica para apostar sin miedo por una agenda progresista y democratizadora», consideró.