13/11/2013

Detienen las obras del TAV en protesta por el juicio contra los tartalaris

Las obras del TAV en el tramo Castejón-Cadreita fueron ayer paralizadas durante 35 minutos para denunciar el juicio al que se enfrentarán el próximo lunes las cuatro personas que lanzaron una tarta a Yolanda Barcina y el despilfarro que supone esta macroinfraestructura.

GARA
P016_f02

Un grupo de personas de Erribera, Lizarra e Iruñea realizó ayer una sentada en las obras del TAV, en el término de Cadreita, para reclamar la paralización definitiva de esta macroinfraestructura y denunciar que cuatro personas serán juzgadas el próximo lunes en la Audiencia Nacional española por lanzar una tarta a Yolanda Barcina en Toulouse, según informó Mugitu.

Los autores de la protesta lograron parar los trabajos durante 35 minutos «bloqueando de forma simbólica el paso de las máquinas con nuestros propios cuerpos» hasta que llegó la Policía Foral y abandonaron el lugar.

«Queremos denunciar que lo que se está haciendo en la Ribera, una de las zonas más castigadas en Navarra, es un tren para ricos. Un tren con el que pretenden cubrir de cemento el poco terreno cultivable que aún nos queda y cuya consecuencia inmediata sería la desaparición de las líneas convencionales de tren, el cierre de las estaciones de los pueblos y el consiguiente aislamiento de los mismos», destacaron.

Junto a ello, recordaron que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha declarado ilegales las obras del TAV en Nafarroa, ya que la imprescindible declaración de impacto ambiental ha caducado.

Movilizaciones

La protesta de ayer en Cadreita coincidió con una jornada de acciones y movilizaciones en solidaridad con los lanzadores de tartas. En el marco de esta movilización, dos personas colgaron una pancarta de apoyo a los tartalaris del balcón en el que ondean las banderas en el Palacio de Justicia de Donostia con el lema «El TAV es el delito. Solidaridad con los tartalaris».

Estas dos personas se ataron con bridas a la barandilla y estuvieron allí unos minutos, mientras un grupo permanecía concentrado en el exterior del edificio, hasta que agentes de la Ertzaintza accedieron al balcón y los desalojaron antes de identificarlos.

También hubo movilizaciones en Gasteiz, Bilbo, Azpeitia, Irun, Bergara, Lezo-Errenteria, Arruatzu, Barañain, Basauri y Donapaleu.