19/11/2013

«Caza al hombre» en París tras un ataque armado en el diario «Libération»

La Policía francesa se desplegó ayer por París en busca de un hombre armado que huyó después de disparar en la sede del diario «Libération», donde hirió de gravedad a un fotógrafo.

GARA PARÍS
P019_f02_148x092

La policía francesa cree que el tirador que disparó e hirió de gravedad ayer a un fotógrafo en la sede del diario «Libération» es el mismo que disparó después ante la sede de Societé Géneral en el distrito financiero de La Defense y que el viernes amenazó con una escopeta a varios periodistas de BFM TV. Su descripción corresponde a la de un hombre de unos 40 años, corpulento y con la cabeza rapada.

El tirador se introdujo a las 10.15 en el edificio de «Libération», en el centro de París, y disparó con una escopeta de cañones recortados cargada con cartuchos Brenneke, de calibre 12, contra un fotógrafo colaborador de esa publicación. El joven, de 27 años, resultó herido de gravedad en el tórax y en el abdomen y fue trasladado a un hospital. Se trata del mismo tipo de munición encontrada el pasado viernes en los locales de BFM TV, aunque en esta ocasión no llegó a disparar.

«Hemos sido testigos horrorizados de un drama. Cuando se entra con un fusil en un diario, en una democracia, es muy grave, sea cual sea el estado mental de esa persona», declaró el director del periódico, Nicolas Demorand. «Si los medios se tienen que convertir en bunkers, es que algo no anda bien en nuestra sociedad», lamentó.

El ministro del Interior, Manuel Valls, dio órdenes a la policía de montar guardia delante de los grandes medios de comunicación de la capital. «No hay que minimizar la realidad de un acto odioso de este tipo», dijo Valls a la salida de ese periódico, donde relató un «escenario de guerra» en el recibidor de diario después del tiroteo, «de una gran violencia». «Se han tomado todas las medidas para encontrar a quien ha cometido este acto y para asegurar el conjunto de órganos de prensa en la capital», indicó Valls, que añadió que «es la primera vez que un medio de comunicación es atacado así».

Poco después de los disparos en Sociéte Génerale, que no causaron heridos pero rompieron una ventana, un automovilista denunció haber sido secuestrado por un hombre en Puteaux, cerca de La Défense, que le obligó a trasladarle hasta la céntrica avenida de los Campos Elíseos. La policía reforzó las patrullas en la zona con agentes y un helicóptero. Algunos medios aseguraban que huyó en coche mientras otros señalaban que se dio a la fuga en metro y otros que escapó a pie.