24/07/2014

Ataque frustrado a los 10.700 puntos
Alberto CASTRO

No pudo ser. El Ibex se estrelló contra el muro de los 10.700 puntos. El escenario, al menos en lo esencial, no difería del conocido el martes. Siguen en pie la guerra en Ucrania, las posibles sanciones a Rusia y la masacre en Palestina por parte de Israel. Dentro del Estado español, el mercado de deuda mantiene sus constantes vitales en zona de mínimos históricos -el bono en el 2,55% y la prima de riesgo en los 140 puntos-, mientras que las empresas siguen desgranando sus cuentas con escasa repercusión.

Al otro lado del Atlántico sí que las compañías están sorprendiendo en positivo con sus resultados. Hasta ahora, el 70% de las que han mostrado sus balances dentro del S&P 500 han batido los pronósticos.

Así las cosas, el Ibex, tras el ataque a la barrera de los 10.700 puntos, acabó replegándose hacia la línea de salida. Hoy saldrá con 10.659,10 puntos, después de arañar un 0,10%. En Europa también se imponían las subidas: Londres ganó un 0,04%; París, un 0,16%; y Fráncfort, un 0,22%.

En el Ibex se significó BME con un 2,24%; su responsabilidad en la presencia fraudulenta de Gowex en el MAB se ha diluido con el paso de los días. FCC (+1,72%) y Sabadell (+0,79%) completaron el podio de los mejores. En negativo se hicieron notar Jazztel (-2,27%), Abengoa (-1,90%) y OHL (-1,53%). Entre los pesos pesados, se prestó atención a Iberdrola (+0,40%), tras anunciar un beneficio de 1.503 millones de euros hasta junio, un 13% menos. En París, Publicis (+3,37%) respondía al castigo del martes para encabezar a los ganadores.