29/07/2014

Alberto CASTRO
Pugna por los 10.900 puntos

El Ibex no pudo romper la barrera de los 10.900 puntos al cierre, aunque sí lo lograba con amplitud en la primera hora de negociaciones. Las tensiones geopolíticas, la guerra en Ucrania y los continuos ataques de Israel contra la población palestina de Gaza siguen dando motivos para mantener una posición prudente en la renta variable. En Estados Unidos, los índices principales abrieron a la baja, por lo que tampoco hubo argumentos para la reacción por la tarde.

Pese a todo, el Ibex, que marcó mínimos de la sesión a una hora y media del final, pudo remontar hasta dejar en nada su caída, la primera después de cuatro jornadas de subidas. Mejor panorama se veía en el mercado secundario de deuda, donde la rentabilidad del bono se iba por debajo del 2,5% y marcaba un nuevo mínimo histórico. La prima de riesgo, por su lado, descendía hasta los 134 puntos. El Ibex apenas perdía un 0,08%, hasta los 10.879,80 puntos. En Europa, destacó el avance de París (+0,33%), mientras que Fráncfort (-0,48%) y Londres (-0,05%) acumularon descuentos.

Por valores del Ibex, se hizo notar Bankia (+1,31%), que obtuvo hasta junio un beneficio después de impuestos de 431 millones de euros. Gamesa (+4,23%) y Bankinter (+1,35%) se colocaron por encima en la lista de ganancias. La compañía de energías renovables está en su precio más alto desde abril de 2010. Casi todos los grandes valores se anotaron pérdidas, como le ocurrió al BBVA (-0,70%). En París, Orange (+1,46%) y Total (+1,33%) encabezaron las subidas; y Publicis (-3,01%) fue el más castigado.