NAIZ

Las fuerzas catalanas denuncian la decisión del Supremo español y abogan por seguir trabajando

La denuncia de la decisión del Tribunal Supremo español y los llamamientos a seguir trabajando unidos en defensa de la República catalana marcan las primeras reacciones tras la inhabilitación del president Quim Torra.

Carles Puigdemont, a su llegada al juzgado de Bruselas el pasado 23 de junio. (John THYS / AFP)
Carles Puigdemont, a su llegada al juzgado de Bruselas el pasado 23 de junio. (John THYS/AFP)

El president Carlos Puigdemont ha denunciado en las redes sociales que «un Estado corrompido desde la Corona hasta la judicatura continúa decidiendo en nombre de los catalanes» y ha constatado que «una vez más, el Estado español interfiere en nuestras instituciones democráticas». «De destitución en destitución hasta la república final», ha añadido antes de mostrar su apoyo a Torra.

Òmnium Cultural ha afirmado que la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ratificada este lunes por parte del Tribunal Supremo (TS) es un «grave atentado al autogobierno de Cataluña».

«La enésima venganza de los poderes del Estado en su guerra sucia contra el independentismo no hará que dejemos de defender nuestro derecho a la autodeterminación y ejercer la libertad de expresión», ha defendido la entidad en un tweet.

Asimismo, ha llamado a concentrarse esta tarde a las 19.00 en todas las plazas de Catalunya. En Barcelona, la cita es en la Plaça de Sant Jaume.

Apoyo de los presos

Los dirigentes independentistas en prisión por las condenas en el juicio del «procés» han calificado este lunes de «vergüenza suprema» e «ignominia» la decisión del Supremo.

El exvicepresident catalán y líder de ERC, Oriol Junqueras, ha dado su apoyo a Torra en lo que considera «un nuevo ataque judicial del Supremo y el Estado español contra la democracia y las instituciones catalanas».

También se han pronunciado en este sentido el exconseller Jordi Turull y el expresidente de la ANC Jordi Sánchez, quienes han calificado la sentencia de «vergüenza suprema« y han ratificado su apoyo al presidente Torra.

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, ha sido uno de los primeros en reaccionar a la decisión del Supremo, que considera «la excusa para manipular de nuevo la voluntad democrática del pueblo de Catalunya» y ha mandado un «abrazo fraternal» al president.

Carme Forcadell, expresidenta del Parlament de Catalunya, también se ha dirigido a Torra en Twitter con la siguiente frase: «Siempre a tu lado Muy Honorable Presidente».

El exconseller Josep Rull también se ha sumado las protestas con un tweet muy breve en el que simplemente califica la noticia de «ignominia».

«Prisioneros, exiliados, inhabilitados. Las vías son diversas, pero el resultado siempre es el mismo: desgarrar el resultado de las urnas catalanas», ha lamentado el otro exconseller en prisión Raül Romeva, que cree que la democracia ha sido «condenada».

Por su parte, la exconsellera de ERC Dolors Bassa ha dado su apoyo a Torra y ha comentado en Twitter: «Ni imparten justicia, ni respetan la democracia. Solo responden en clave de venganza. Un nuevo ejemplo de la judicialización de la política y la politización de la justicia».

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha destacado, tras conocerse la inhabilitación de Torra que «la represión nos quieres divididos y vencidos», ante lo que ha reclamado «responder con política» para seguir «trabajando para construir la República catalana, reconstruir la unidad estratégica y hacer el país que queremos para todos».

Elsa Artadi, en nombre de Junts per Catalunya, ha señalado que «la decisión del Supremo demuesrra la falta de empatía y de sensibilidad con el momento que vivimos. Tenemos un Govern que está inmerso en la lucha contra la pandemia. El Estado español está castigando a toda la ciudadanía de Catalunya, independientemente de su ideología».

La CUP, que ha llamado a participar en las movilizaciones convocadas, ha recordado que la inhabilitación de Torra se ha producido por colocar una pancarta y ha defendido que el president de la Generalitat «solo puede ser cesado por el Parlament, donde reside la soberanía del pueblo catalán». Ha calificado la inhabilitación de «enésimo ataque y persecución a la ideología política».

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha lamentado este lunes la «judicialización de la política». «Lamentamos que la judicialización de la política lleve hoy a la inhabilitación del MHP Quim Torra. Tiene todo nuestro apoyo», ha añadido.

La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha acusado a Torra, de haber cometido una irresponsabilidad al no convocar elecciones, después de que este lunes se haya confirmado su condena de año y medio de inhabilitación impuesta por desobediencia: «Es un fracaso más de la política».

Para Granados, es necesario un cambio en el Govern para poner fin –dice– a «diez años de decadencia en Catalunya». ˜Hasta que pasemos página de estos diez años de confrontación, Cataluña no saldrá de este agujero en el que se nos ha sumido», ha dicho en rueda de prensa telemática.

La presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, ha tachado este lunes de «desproporcionada» la inhabilitación del presidente de Torra, y ha dicho que es «el peor final posible» para la legislatura catalana.

En una rueda de prensa en el Parlament, Albiach ha señalado que «independientemente» de la trayectoria de Torra nunca se debería haber llegado al escenario de la inhabilitación «por mantener unas cuantas horas más una pancarta colgada en el balcón de la Generalitat». Junto a ello, ha añadido que «Torra todavía puede convocar elecciones».

El exdiputado Albano-Dante Fachín ha recordado que la inhabilitación se ha producido por una pancarta que denunciaba la existencia de presos políticos. «Mirar la pancarta para no mirar la cloaca franquista que domina el Estado», ha añadido.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha considerado este lunes «un despropósito» la inhabilitación de Torra. «La politización de la cúpula judicial sigue alimentando conflictos. La inhabilitación del president Torra por una pancarta es un despropósito, por muchas discrepancias que tengamos», ha escrito en Twitter la líder de los comunes tras conocerse la resolución judicial.

El Gobierno español y Casado piden elecciones

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha reclamado este lunes elecciones en Catalunya «cuanto antes mejor» para que haya una «relación fructífera» entre ambas administraciones.

Con estas palabras Calvo se ha referido a la sentencia firme que inhabilita al hasta ahora presidente de la Generalitat, Quim Torra, por desobediencia en el cumplimiento de la ley electoral.

Sobre la sentencia, la vicepresidenta ha eludido cualquier comentario, pero no sobre su trasfondo político.

«Es cierto que con esta situación convendría que Cataluña entrara en un espacio en el que los catalanes sean los que hablen; cuanto antes mejor», ha dicho a los medios en el Congreso, adonde ha acudido para continuar con Unidas Podemos la ronda de contactos con los grupos parlamentarios.

«Cuanto antes esté Cataluña en condiciones de tener capacidad de trabajo con el Gobierno de España, mejor para todos», ha incidido.

Castells: «Exagerado»

El ministro español de Universidades, Manuel Castells, por su parte, considera que es «exagerado» inhabilitar al presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, pero considera, como Calvo, que deberían convocarse elecciones en esa comunidad porque la situación «es insostenible» y debe continuar la negociación con el Gobierno español.

Respecto al proceso contra Torra, ha asegurado en TVE que respeta las decisiones judiciales, pero en su opinión «colgar una pancarta en función de unas cuestiones que el presidente Torra estima y que esto signifique pasar por encima de la voluntad popular expresada a través del Parlamento de Cataluña, me parece en el fondo una provocación, en una situación ya de por si suficientemente complicada».

«Debe haber elecciones, las debería haber convocado desde hace tiempo porque la situación en Cataluña es insostenible, la coalición del Gobierno está rota» y en un momento de pandemia «alguien tiene que estar a cargo y llevar a cabo la negociación con el Gobierno de España».

El líder del PP, Pablo Casado, por su parte, ha subrayado que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha sido inhabilitado gracias a la denuncia que presentó su partido ante la Junta Electoral Central y ha considerado que se deben convocar «de inmediato» elecciones en Cataluña.

En un mensaje en Twitter, Casado ha señalado además que «el Gobierno debe garantizar el cumplimiento de la sentencia y el orden público en Cataluña».

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha celebrado la inhabilitación de Torra, al señalar que con esta decisión «se hace justicia y gana la libertad». «Los espacios públicos son de todos y un dirigente político no puede saltarse las leyes para inundarlos con propaganda separatista», y por eso, según ha recordado, Ciudadanos denunció a Torra ante la Justicia, que falla nuevamente en su contra.

El líder de Ciudadanos en Catalunya y jefe de la oposición, Carlos Carrizosa, ha opinado que «se ha hecho justicia y que ha ganado la libertad».