Font Vella, la última «víctima colateral» de la «guerra al amarillo»

Los lazos amarillos por la libertad de los presos políticos catalanes están en el punto de mira de la reacción unionista... y el amarillo, como color, también. La última víctima de esta «guerra al amarillo» ha sido la casa de agua Font Vella, contra la que algunos han llamado al boicot por comercializar una botella de agua con un tapón amarillo.

naiz+|05/09/2018 11:47|0 commment
Sin-ti_tulo-2
Tapón de una botella de Font Vella

La persona encargada de gestionar la cuenta @AguaFontVella lleva horas respondiendo a aquellos que han llamado al boicot contra esta marca por comercializar una botella con tapón amarillo. La casa se esmera en explicar que han comercializado botellas con tapones de distinto color y que no se trata de ningún gesto solidario con los presos políticos catalanes, argumento que sigue sin convencer a bastantes «activistas anti-amarillo».

Uno de los primeros llamamientos al boicot lo encontramos el lunes, cuando una usuaria de Twitter compartió la foto de una botella de esta marca con tapón amarillo y la frase «boicot a Font Vella por el tapón amarillo que han solidarizado con los catalanes (sic)». La respuesta llegó ayer por la mañana por parte de la casa, la foto era para cuatro botellas con tapones de distintos colores y añadía la siguiente explicación: «Además del tapón amarillo tenemos otros colores. Ya se sabe, en la variedad está el gusto. Más claro, el agua»

Sin embargo, para entonces la «denuncia» ya corría a todo meter por las redes. Este era el nivel:

Pueden seguir leyendo argumentos similares tanto en las respuestas del canal de Font Vella o buscando "font vella".

HERRI INFORMAZIOA