Doctor en Ciencias de la Educación
Aurrera GARA versus sumisión a cambio de subvención, epitafio a la prensa

El confort produce alivio, este debilidad y holganza, que a su vez produce pobreza y esta dificultad. Al final el confort nos hace más débiles, en cambio las dificultades nos fortalecen física, mental y espiritualmente, por eso donde no hay dificultad no hay desarrollo

30/03/2020

Asistimos a la agonía de la prensa mundial, el periódico de papel  ha tomado ya el camino del cementerio. No queda otra. Las circunstancias, no tan actuales sino desde la aparición de la prensa digital, han llevado a la desaparición paulatina de los kioscos, muchos de ellos reconvertidos en bazares donde se vende de todo para sobrevivir, lo que no impide que incluso así vayan cerrando aquí, allá y acullá.

Queda poco ya que esperar de ella, la mayoría de la prensa subsiste gracias a las subvenciones de sus amos ideológicos que le permiten sobrevivir con la no venta del papel, que regresa cada día de los kioscos a la distribuidoras. Ante esto ¡¿Cómo se puede hablar de libertad de prensa?! Si Cervantes o Quevedo, Pío Baroja o Unamuno pudieran enviarles un artículo, estarían bajo la censura de los que sostienen estas caducas empresas. No es la excelencia ni la oportunidad lo que se imprime en ellas, sino el dictado de sus amos actuales, de manera que se han convertido en la voz de sus mecenas. Y a esas estamos.

La calidad no está siendo el norte a la hora de publicar ningún artículo, así ha sido antes y ahora, solo es publicable lo que está sumiso al amo de turno, al sistema de poder, como se suele decir. Estos marcan los límites de lo publicable, poco recorrido queda para la creatividad y libertad de prensa, de la que tanto han presumido en sus Constituciones, y la que nunca ha existido. La libertad de prensa siempre costó sangre, a algunos la vida o la muerte social, porque nadie la subvencionaba, fue  siempre una huérfana en nuestra cultura, por eso su vida fue siempre efímera y su muerte traumática. Esto resumiría la historia de nuestra prensa, que muere consciente de su trágico destino y lo hace en silencio.

Ya a principios del siglo pasado, directores de periódico y jefes de redacción llevaban espada al cinto por los atentados que recibían por defender la libertad de prensa, algunos de ellos murieron en duelo por levantar su voz. Otros llevaban espejos para comprobar si eran seguidos, temerosos de atentados callejeros. Durante el periodo de gobierno del General Franco, la censura también estuvo vigilante, y durante la Transición al Caos actual, cada línea de periódico estaba adscrita a la opinión de sus amos y paganos, esta es la triste historia de la prensa española. Así que usted no es gacela sino cardo borriquero. Sirva esto como epitafio a la prensa difunta. Un periódico que no decía la verdad, en vez de realizar una función social se había convertido en infección social, de ahí que nadie lamentará su desaparición por su inutilidad. Ojalá este tipo de artículos hubiese llegado a tiempo de salvarla, pero estaba demasiado enferma y debilitada para poder recibir su efecto salvador, mas no pudo ser, era como galvanizar un cadáver, y ha expirado ante nuestros ojos. Es tétrico pero así de real. Es el tiempo del adiós, RIP.

Mensaje para GARA en unos momentos de dificultad, momentos en qeue un colectivo de fuerzas no creativas y antidemocraticas se han conjurado para demonizarlo y ocasionarle mal, con la deuda de Egin, pero las dificultades hacen a la persona y al colectivo más fuertes. El confort produce alivio, este debilidad y holganza, que a su vez produce pobreza y esta dificultad. Al final el confort nos hace más débiles, en cambio las dificultades nos fortalecen física, mental y espiritualmente, por eso donde no hay dificultad no hay desarrollo.

El redactor, suscriptor y simpatizante de Egin trató de lidiar con las dificultades que, desde el Estado Central y de fuerzas afines en Euskal Herria le sembraban a su puerta cada día, pero a su vez aprendió de ellas y nunca se rindió. Cuando sufrimos experimentamos dolor y miedo, pero es cuando más apreciamos la vida. El círculo de GARA también sabe que la vida fácil no le va a hacer mas libre ni mas feliz, son las dificultades la verdadera causa de la felicidad, por eso para ser felices debemos seguir involucrándonos en eternas dificultades. La Deuda se pagará, mi sabio padre -acérrimo y adicto lector de Egin- decía que todo lo que se paga con dinero resulta barato, pero no decrecerá su energía combativa y creativa de clarín matutino, para con orgullo y dignidad continuar sacando cada día a GARA hacia adelante. «Mesedez», no nos abandonéis. GARA aurrera!

Articles
Josu Iraeta
26/05/2020
Patxi Riezu Bravo
26/05/2020
Letters
Pedro Mari Usandizaga Añorga | Ondarroa
25/05/2020
Victoria Vallejo Martínez
25/05/2020
Irune López Carriba
25/05/2020
Javier Orcajada del Castillo | Bilbo
25/05/2020
Latest posts
Koldo Campos
18/05/2020
Fito Rodriguez
17/05/2020
Fito Rodriguez
13/05/2020