El llanto de Bolívar

14/11/2019

Somos muchos los que miramos con gran atención y tristeza lo que acontece en Bolivia, con el corazón encogido y el alma revolucionaria a flor de piel. No es de justicia el ver a Evo Morales salir de esa manera de su Tierra querida, mediante un golpe de Estado cruel y anacrónico, dejando en clara evidencia la más que probable injerencia externa en los asuntos del país.

No es casualidad el momento elegido para tal deshonrosa y vil acción, la situación política del cono sur americano es a día de hoy muy diferente. La victoria de Alberto Fernández en Argentina, las revueltas en Chile y Ecuador, la heróica resistencia de Venezuela... hacen que los poderes fácticos y oligarcas se pongan al servicio del Imperio del norte y hagan contrapeso con la desestabilización de otro Pueblo hermano.

Desde Euskal Herria, de donde partieron los ancestros del gran Libertador Simón Bolivar, mostramos nuestra más que sincera muestra de cariño y amistad para con Bolivia, su verdadero y honrado presidente Evo Morales y con el conjunto de revoluciones que se desarrollan en todo el continente.

El amor hacia los más pobres y necesitados, el deseo de una sociedad más justa e igualitaria, no debe ser nunca motivo para demonizar a unos mandatarios que han dejado y dejan sus vidas en tales dignos menesteres. Prueba irrefutable de ello, son los datos que reflejan los grandes logros obtenidos en los diversos procesos revolucionarios, en los cuales han sido constatados los importantes avances en alfabetización, sanidad y escolarización de las gentes más humildes.

El mundo es una constante balanza entre el bien y el mal, es hora de posicionarnos como Pueblo ante el devenir de estos tristes acontecimientos y el atropello que supone a las libertades globales, decantémonos pues en el lado correcto de la historia.