Malos vientos por Egüés

De un tiempo a esta parte Navarra Suma se ha propuesto destrozar los valores de nuestro medio natural. Al principio fue la balsa de Escoriz-Zolina donde se propuso una actividad industrial. Ahora presentan un proyecto eólico.

26/02/2020

En menos de un año ya son tres ocasiones en las que hemos tenido que denunciar las agresiones al medio natural del Valle de Egüés. Como bien sabrán las lectoras y lectores, por altamente repetidas, son cuatro las zonas del valle que atesoran un valor natural notable; la balsa de Escoriz-Zolina, convertida en uno de los humedales más importantes de Navarra, el Paisaje Protegido de Egulbati, el Paisaje Protegido de Elía y los corredores ecológicos que conforman el río Urbi y sus afluentes.

La biodiversidad que albergan estas cuatro patas es tal que se cuentan por centenares las especies de aves que vemos por Escoriz-Zolina, casi un centenar las de nuestros espacios naturales (con reproducción de águila real y picamaderos negro incluidas) y la mayor parte de los mamíferos carnívoros de Navarra, incluido visón europeo, se pueden observar en los corredores que forman ambos espacios naturales con el río Urbi.

Pero de un tiempo a esta parte Navarra Suma se ha propuesto destrozar los valores de nuestro medio natural. Al principio fue la balsa de Escoriz-Zolina donde se propuso una actividad industrial. Ahora presentan un proyecto eólico, donde diez de esos gigantes de 150 metros con sus infraestructuras se colocarían en nuestros espacios protegidos, Egulbati y Elia. Los Paisajes protegidos, como su nombre indica, protegen un paisaje, una visión del territorio. En este caso un mosaico entre forestal y pastizal, que dicho sea de paso, presenta una biodiversidad amplísima a 5 minutos de la capital. El paisaje que protege, no es ni un horizonte ni un campo de aerogeneradores.

Llevamos tiempo denunciando la paralización y el abandono en la gestión del medio ambiente en el valle por el equipo de Navarra Suma. Ni gestiona los espacios naturales, ni los proyectos de educación ambiental, ni al voluntariado ambiental. A veces la dejadez, no hacer nada, no es una mala opción, a veces la menos dañina. Visto que el equipo de gobierno sólo plantea proyectos nocivos para el medio natural, tal vez sea lo que haya que rogar, la inacción.

El Gobierno de Navarra recibirá una posición favorable de la mayoría municipal, pero es evidente que con el voto contrario de Geroa Bai en el Valle de Egüés. Hay tiempo y hay alternativas menos lesivas que no se han querido proponer. Somos favorables a la generación de energía eólica, pero en lugares del valle más adecuados para nuestro medio natural. Y ahora es tiempo de organizarse y defender los valores de nuestro medio natural.

Seguro que el equipo de Navarra Suma ya habrá puesto el punto de mira en el siguiente espacio de valor, nuestro río Urbi y las regatas. GEROA BAI estará allí para defenderlos.

Articles
Jonathan Martínez
29/03/2020
Txema Mendibil
29/03/2020
Xabier Andonegui Mendizabal
29/03/2020
Mario Zubiaga
29/03/2020
Letters
Esteban Ruiz
29/03/2020
Iñaki Revuelta Lertxundi | Cantante
28/03/2020
Alex Uriarte
28/03/2020
Latest posts
Koldo Campos
28/03/2020
Dabid Lazkano
21/03/2020