Senador autonómico por Navarra - Miembro de Geroa Bai
¿Mejor «que se hunda el mundo»?

Todo sirve para quien busca la confrontación. Y mejor que «se hunda el mundo» o que nos quedemos sin competencia de Tráfico antes de que lo consigan «otros que no sean los buenos navarros». Lamentable

10/01/2020

Durante mi labor como parlamentario foral, he expresado muchas veces la hilaridad que me produce el reparto de carnets de «buenos y malos navarros» que, machaconamente, hace la derecha. Y en cada debate sobre el estado de la comunidad he recordado que uno de los objetivos de mi grupo político, Geroa Bai, es ir construyendo una nueva centralidad sociológica en Navarra y mayorías parlamentarias más progresistas y pluralistas que las del entramado político y mediático conocido como «corralito foral». Ahora, como senador autonómico designado por el Parlamento, tengo una responsabilidad aún mayor y el compromiso de buscar siempre aquello que sea mejor para la sociedad navarra, afianzando y potenciando nuestro autogobierno.

El acuerdo de gobierno con el que Pedro Sánchez aspira a presidir España ha provocado un auténtico escándalo en lo más carpetovetónico y reaccionario del Estado. Algunos, ante la posibilidad de un gobierno «rojo, separatista» y hasta filoetarra, han profetizado un apocalipsis nacional y económico. Nada nuevo para quienes vivimos en Navarra en 2015. La derecha regional se ha apuntado a esa Cruzada, demostrando que el antivasquismo es la única aportación teórica que el nuevo «navarrismo» ha realizado al de sus predecesores.

Esa derecha navarrista antivasquista con declaraciones y artículos dirigidos a las tripas de sus «buenos navarros» trata de hacerles consumir esos marcos mentales que excluyen de la navarridad a una parte de sus habitantes por el mero hecho de sentirse navarros y vascos al mismo tiempo. Así, esa derecha se convierte en la que, de verdad, pone fronteras: para ella «vasco» solo es el habitante de la CAV, el euskara en Navarra es propio de la zona limítrofe con la CAV, la ikurriña es solo la bandera de la CAV, y el PNV un partido ajeno o de otra comunidad. Y eso que el PNV se fundó hace 110 años… en Navarra.

Fruto de esa concepción, han puesto el grito en el cielo porque PNV y PSOE hayan firmado un acuerdo entre cuyos puntos destacan dos referidos a Navarra: la recuperación de la competencia de Tráfico (en el punto 3 del Acuerdo), y la recuperación de niveles de bilateralidad de Navarra en su negociación con el Estado (en el punto 10). ¡Injerencia! ¡Intento de anexión! Calma… y vayamos por partes.

El Gobierno foral, cuando lo presidía Uxue Barkos, consiguió acordar con el Gobierno de España que Navarra –tal como recoge el propio Amejoramiento– recuperase la competencia de Tráfico. Dicha competencia no ha sido aún transferida, lo que ha motivado que el PNV –miembro de Geroa Bai– lo haya incluido como exigencia al nuevo Gobierno Sánchez. ¿Es esto malo para Navarra? ¿Es contrario a lo expresado por su Gobierno anterior y actual? ¡No! Ni siquiera es contrario a lo expresado por UPN históricamente en sus documentos oficiales.

Pero la diputada por Madrid Ana Beltrán alarmará con la salida de la Guardia Civil, aunque le desmientan el ministro Marlaska o su propio su compañero Del Burgo. No importa. Todo sirve para quien busca la confrontación. Y mejor que «se hunda el mundo» o que nos quedemos sin competencia de Tráfico antes de que lo consigan «otros que no sean los buenos navarros». Lamentable. 

El punto 10 del Acuerdo PSOE-PNV es todavía más importante. ¿Qué supone «recuperar niveles de bilateralidad en la negociación con el Estado»? Supone volver a julio de 2011, antes de uno de los mayores ataques sufridos por el autogobierno foral en toda la democracia. Recordémoslo.

En agosto de aquel año, para evitar el rescate europeo, Zapatero modificó el artículo 135 de la Constitución para dejar únicamente en manos del Gobierno central el control del déficit público. Esa reforma supuso el «desafuero» de abrir la puerta de los recortes que fuimos sufriendo a continuación. Pero, para los territorios forales como Navarra, supuso un contrafuero, al quitarnos nuestras capacidades de decisión a la hora de determinar el gasto, la inversión o el endeudamiento «aunque cumpliéramos nuestras obligaciones de deuda y déficit». Algo que seguimos padeciendo a día de hoy.

¿Cómo se comportaron quienes hoy componen Navarra Suma? ¿Defendiendo el autogobierno de Navarra? Qué va: no solo no rechistaron, sino que UPN fue el único partido que votó a favor del contrafuero sin ser necesario su voto. ¿Y el Sr. Del Burgo? Más de lo mismo. Muy diferente fue entonces la oposición firme de Uxue Barkos, IU o el PNV a dicha modificación.

¿Qué supone para Navarra ese punto 10 del Acuerdo PSOE-PNV? Pues que Navarra podrá determinar, junto con el Estado, los objetivos de déficit, recuperando nuestra capacidad foral para decidir en qué gastamos los superávit de recaudación. Ahora no es posible, ¿recuerdan las inversiones sostenibles? Dicha bilateralidad se dará en el escrupuloso marco institucional de la intervención de las comisiones mixtas Navarra-Estado. No se rompe nada, vaya. ¿Es esto malo para Navarra? ¡No! ¿Es contrario a nuestro autogobierno foral? En absoluto; pero es malo para estos «navarrísimos», que prefieren que «se hunda el mundo» o que «nos digan cómo debemos gastar, invertir o endeudarnos» antes de que lo consigan «otros que no sean los buenos navarros». Lamentable, de nuevo.

Como senador elegido por la mayoría del Parlamento Foral, decía antes, defiendo lo que es bueno para Navarra; y ese es el caso de los puntos 3 y 10 del acuerdo entre el PNV y el PSOE. Los defendería igual si fueran propuestas de Podemos, del PSOE o incluso de UPN. ¿Cómo no lo voy a hacer si lo ha hecho el PNV, socio de la coalición Geroa Bai? ¿O alguien cree que el PNV ha dado este paso sin la participación de su militancia navarra y de Geroa Bai? ¿O alguien cree que Pedro Sánchez no ha contado con la presidenta Chivite para firmar este punto con PNV?

Dicho todo ello, planteo tres preguntas a los cargos públicos de Navarra Suma:

¿Qué van a votar los cargos públicos de Navarra Suma cuando se recupere la competencia de Tráfico para Navarra?

¿Se oponen los cargos públicos de Navarra Suma a que la Comunidad Foral recupere su capacidad de discutir con el Estado en la comisión mixta correspondiente cómo gasta o invierte sus superávits de recaudación, o cómo se endeuda?

¿Se atreve Navarra Suma a llevar estos acuerdos al Parlamento de Navarra para comprobar qué vota la mayoría en la sede de la soberanía de la sociedad navarra?

Articles
Iñaki Egaña
25/01/2020
Maika Armendariz
25/01/2020
Gorka Martija y Marije Etxebarria
24/01/2020
Letters
Karlos Aretxabaleta «Txapel» | Euskara irakaslea
24/01/2020
Txabi Txakartegi Etxebarria | Sare Gernika-Lumoren izenean
24/01/2020
Maria Solar | Portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Barakaldo
24/01/2020
Manu Ballesteros
23/01/2020
Latest posts
Martin Garitano
24/01/2020
Martin Garitano
23/01/2020
Martin Garitano
22/01/2020
Martin Garitano
21/01/2020