Entrega de másteres
Enric Vivanco Fontquerni
30/09/2020

Que hay un gravísimo enfrentamiento institucional en el Estado, es indudable. La debilidad de los diferentes organismos de todo el entramado político, siempre ha existido, pero había un catalizador que disimulaba semejante realidad, no era otra cosa, que la guerra del norte, que aglutinaba el imperio decadente actual. Como ha desaparecido para desgracia de ellos, los problemas estructurales, son como forúnculos, no hay manera de eliminarlos. Nunca existe una sola causa en los desmoronamientos históricos. La ineptitud habitual de un Estado, en el que el funcionariado es simplemente enchufismo histórico, tenemos el privilegio de apreciar en directo, semejante desastre al verse obligado a encarar una pandemia, y no poderse esconder debajo de la alfombra, como siempre han actuado al menor problema, como el empresariado imbécil, que lo único que pide es que no pare nada, y ellos a recibir dinero de los impuestos, que nunca han pagado. Si se hace un breve repaso de las distintas instituciones: la líder, la que ha avalado esta transición modélica para el mundo, ha tenido que salir corriendo. Por algún motivo será. El que representa al Estado, en la actualidad, es todo un poema de lo bien preparado, que ni el Príncipe de Maquiavelo, le puede hacer sombra, va al son de su mamá, y de la locutora de turno. El Poder Judicial, el ridículo es mayúsculo, ha quedado al nivel de lo que ya se sabía, pero ahora ha trascendido por todos los medios de comunicación de masas por el mundo. Las embajadas, no pueden achicar toda la porquería que les llega, y las preguntas que deben contestar. Los partidos políticos, son máquinas de expender sueldos a sus amiguetes, nadie con un dedo de frente, se los cree, nada más hay que seguir la política del Principat, para tener una mínima idea, de la poca vergüenza que tienen. Por fin, llegamos a la patronal y los sindicatos, que funcionan como a pleno franquismo, la comunicación con la patronal, es de una sintonía total, sólo hay que presenciar, y observar, que no se pierden ni un solo acontecimiento solemne, siempre están a primera fila cepillando a la Monarquía, moderna, sideral, y cosmopolita , que disfruta el Estado. Con todo este tejido que siempre ha existido, ahora que ha llegado un cambio de paradigma, social y político, a escala europea, este Estado, es incapaz de resolver nada, y desde la CE, se están poniendo nerviosos. Los motivos por el cual el rey, no ha llegado a los confines del imperio, para entregar másteres, para los descendientes de las familias de siempre, no tengo ni idea. Pero que hay pelea entre toda esta urdimbre, que asfixia la libertad, y la decencia, es toda una realidad. Sólo nos queda sentarnos en la silla, y a leer a los clásicos que nunca fallan.

Articles
Kepa Tamames
22/10/2020
José Miguel Ablitas e Iban Irisarri
21/10/2020
Maria Teresa Santamaria y Manoli Etxeberria
21/10/2020
Amets Bengoetxea Erkizia
21/10/2020
Letters
Santi Angulo Martin
21/10/2020
Gerardo Hernández Zorroza
21/10/2020
Enric Vivanco Fontquerni | Barcelona
20/10/2020
Javier Orcajada del Castillo | Bilbo
19/10/2020