Josemi maitia
Jokin Revilla
08/10/2019

Josemi maitia, los medios carroñeros han tratado de ensuciar tu imagen, pero no lo han conseguido. Luchador nato, te exiliaste, te detuvieron y cumpliste la condena hasta el último segundo a pesar de tu enfermedad. La crueldad de la injusticia española se cebó en ti como continúa cebándose en tantas otras personas presas.

Saliste con la cabeza bien alta, con un corazón grande y respirando hondo tu querido aire de Euskal Herria. Y no sabemos, aunque nos imaginamos, por qué elegiste los Barrios Altos para vivir. Sí, en un Bilbao donde los diferentes alcaldes tienen claro que están al servicio de las multinacionales y empresarios y desprecian estos barrios. La gentrificación como estrategia, pues, por lo visto, sobramos mucha gente pobre y racializada en estos tres barrios. Sin duda esto se acentuará de manera escandalosa cuando llegue el TAV. Yo lo hablamos, les importa muy poco Zabala, y por eso han pasado todo el pelotazo de las vías a Abandoibarra quitándoselo al Distrito 5, el nuestro.

Pues en toda esta salsa te metiste, Josemi, hasta las cachas. Participabas con entusiasmo en todo, Koordinadora, Jai Batzordea, Bolintxu Bizirik, lucha anti TAV, por la vuelta a casa de personas presas y exiliadas, contra juicios como el de Altsasu, contra las 43 personas defensoras de los derechos de las y los presos políticos vascos… Por esa causa, fue la última pegada que hicimos juntos en Sanfran y en Bilbo Zaharra.

Josemi, tenías la convicción de que debíamos fortalecer EH Bildu en los tres barrios. Que debíamos salir del gueto de la plaza de Bilbo Zaharra y hacer cosas en Sanfran y Zabala. Que lo ideal sería tener un localito de referencia en Sanfran. Que EH Bildu tiene que hacer política en todos los campos, que tenemos que ser una alternativa real a la derecha que nos gobierna. De esto y de mil cosas más hablábamos, pero hablabas muy poco de ti, de cómo te sentías. La represión del exilio y la cárcel marcan. Josemi tuviste que enfrentarte a todo fortaleciendo tu personalidad, creando defensas para superar lo que supone comprimir sentimientos, perdiste algo la costumbre de manifestar tu estado de ánimo, tus angustias, tus deseos, tus… Y yo tengo que decir claramente que, entre reuniones, actividades diversas y pegadas de carteles hablábamos poco de nosotros.

Al preguntarte, ¿qué tal Josemi?, la respuesta era escueta y no dabas pie a profundizar, era más fácil hablar de las tareas políticas. ¿Cuándo aprenderemos a cuidarnos más?. La Euskal Herria nueva y libre que queremos, ecosocialista, feminista e intercultural tenemos que hacerla día a día, sí, con dedicación pero con corazón y cuidándonos. Esto es algo imprescindible para que los pasos que demos sean irreversibles. Sí, para lograr esa Euskal Herria son necesarios más abrazos y menos descalificaciones. Esto te lo digo llorando Josemi, por no haber sido capaz de practicarlo contigo. Lo que mas me duele es que te quería, sí, pero no te cuidé.

Compartimos militancia, y esto ahora ¡me parece tan poco! Yo me retiraba antes, y tú seguías debatiendo a cualquier hora, encantado de estar en cuadrilla. Con todo, ahora, ya tarde, caigo en cuenta que el vivir sólo se te hacía duro. Por esto me duele más no haber compartido más ratos de ocio, quedar a comer, reír y cantar, ir al monte… Porque esto es cuidarse, pero en la militancia clásica priman los resultados y no el cuidarnos. Espero que estemos a tiempo de cambiar esta dinámica y que en el día a día seamos capaces de poner en práctica lo que decíamos que teníamos claro: una nueva Euskal Herria sin personas marginadas ni excluidas, donde todas tengamos la posibilidad de llevar una vida digna y desarrollarnos en todos los campos. Ese sería el único ranking que deberíamos perseguir, ser el primer país del mundo donde no haya ni una persona sin todos los derechos. Sé que esta era tu meta y por conseguirlo seguiremos luchando en tus queridos barrios de San Francisco, Zabala y Bilbo Zaharra. Según tú deseo de hacer cosas en Sanfran, pronto nos juntaremos en la Plaza del Corazón de María para hacer un acto en tu recuerdo. En él exigiremos todo lo anterior.

Por una Euskal Herria Libre, en un mundo solidario sin capitalismo heteropatriarcal ni colonial. Continuaremos tu pelea, Josemi. Ayúdanos con tus susurros traídos por el aire limpio de Itxina. Adiorik ez, beti egongo zara gure artean!

Articles
Jimmy Muelles
23/10/2019
Joseba Alvarez eta Ione San Ildefonso
23/10/2019
Josu Iraeta
23/10/2019
Letters
Xabier Rodríguez, Luis Martul y Nicolás Xamardo
23/10/2019
Gerardo Hernández Zorroza
23/10/2019
Alberto Gabikagojeaskoa, Jose Antonio Lekue eta Josu Naberan
22/10/2019
Maria Olga Santisteban Otegui | Zalla
22/10/2019
Latest posts
Martin Garitano
23/10/2019
Martin Garitano
22/10/2019
Dabid Lazkano
21/10/2019
Martin Garitano
21/10/2019